Actual

Google rinde homenaje a Averroes en el 888 aniversario de su nacimiento

  • El buscador dedica un 'doodle' al sabio cordobés en el que aparece delante de los arcos de la Mezquita y de un busto de Aristóteles, cuya filosofía defendió y comentó su obra

Google rindió homenaje ayer a Ibd Rusd Averroes, filósofo y médico andalusí del siglo XII, dedicándole su portada: un doodle creado con motivo del 888 aniversario de su nacimiento. En la ilustración apareció el sabio cordobés delante de los arcos de la Mezquita, su ciudad de nacimiento y en la que residió parte de su vida, y junto a un busto de Aristóteles, filósofo al que siguió.

Así, el buscador más famoso del planeta le dedicó su nuevo doodle debido a que tal día como ayer se cumplieron 888 años de su nacimiento. De esta forma, Google recordó a esta importante e imprescindible figura histórica, que elaboró una gran enciclopedia médica y cuyos escritos influyeron en el pensamiento cristiano de la Edad Media y el Renacimiento. Además, fue maestro de filosofía y leyes islámicas, matemáticas y astronomía.

Averroes (1126-1198) provenía de una familia de estudiosos del derecho, de hecho, su abuelo fue cadí principal de Córdoba bajo el régimen de los almorávides y su padre mantuvo la misma posición hasta la llegada de la dinastía almohade en 1146. El propio filósofo fue nombrado cadí de Sevilla y sirvió en las cortes de Sevilla, Córdoba y Marruecos durante su carrera.

El cordobés -que está considerado como uno de los filósofos más importantes del mundo árabe en la conexión con el pensamiento aristotélico- estudió teología, filosofía occidental y matemáticas con el filósofo árabe Ibn Tufayl y medicina con el médico árabe Avenzoar.

Además de elaborar una enciclopedia médica, escribió comentarios sobre la obra de Aristóteles (de ahí que fuera conocido como El Comentador). En su obra Refutación de la refutación (Tahafut al-tahafut) defendió la filosofía aristotélica frente a las afirmaciones de Al-Ghazali, que consideraba que la filosofía estaba en contradicción con la religión y era por lo tanto una afrenta a las enseñanzas del Islam.

En 1168 entró en contacto con el emir Yusuf I, siendo presentado por su médico personal. Unos años más tarde el mismo Averroes se convirtió en médico personal del emir.

En 1194, el nuevo emir, Yusuf II, determinó el destierro del sabio y la prohibición de sus obras debido a su teoría filosófica que afirmaba que la razón prima sobre la religión. Esto se produjo en el contexto de una ola de fanatismo que invadió Al-Ándalus después de la conquista de los almohades. Así, acabó su carrera pública y se refugió en Lucena. Meses antes de su muerte, sin embargo, fue llamado a la corte en Marruecos. Murió en Marrakech en el año 1198. Muchas de sus obras de lógica y metafísica se perdieron definitivamente como consecuencia de la censura y gran parte de sus escritos sólo han podido sobrevivir a través de traducciones en hebreo y latín, como las de Jacob Anatoli en el siglo XIII, y no en su original árabe.

Su principal discípulo fue Ibn Tumlus, quien le había sucedido como médico de cámara del quinto califa almohade Al-Nasir.Averroes mantenía que las verdades metafísicas pueden expresarse por dos caminos: a través de la filosofía, de acuerdo con las enseñanzas aristotélicas y los postulados neoplatónicos de la antigüedad tardía y a través de la religión como se muestra en los libros de la revelación. El terminoteoría de la doble verdad lo acuñaron los pensadores cristianos escolásticos posteriores.

El filósofo cordobés rechazó el concepto de la creación del mundo en el tiempo pues mantenía que el mundo no tiene principio. Dios era para él el primer motor, la fuerza creadora e impulsora de todo movimiento.

Durante toda su vida manifestó una especial preocupación por situar el pensamiento árabe bajo la órbita de Aristóteles. Se trataba de conciliar la filosofía clásica con el Dios del Corán. Para ello utilizó las fuentes directas procedentes del método tanto aristotélico como platónico o neoplatónico, lo que le reportó enemistades y enfrentamientos con otros teóricos y sectores teológicos de la época.

Averroes tuvo una gran influencia en la filosofía occidental por su carácter de pensador aristotélico. Pasó más de tres décadas escribiendo comentarios sobre todas las obras del filósofo griego excepto Política, pero cubrió ámbitos como estética, ética, lógica y zoología. Los comentarios de Averroes renovaron el interés de Occidente por Aristóteles, cuyos trabajos habían sido ampliamente ignorados o perdidos desde el siglo VI.

Además, se esforzó en aclarar cómo piensa el ser humano y cómo es posible la formulación de verdades universales y eternas por parte de seres perecederos. Así, el filósofo cordobés se distanció de Aristóteles al subrayar la función sensorial de los nervios y al reconocer en el cerebro la localización de algunas facultades intelectivas. Además, situó el origen de la intelección en la percepción sensible de los objetos individuales y concretó su fin en la universalización, que no existe fuera del alma (el principio de los animales): el proceso consiste en sentir, imaginar y, finalmente, captar el universal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios