Actual

Granada recuerda en Alfacar a García Lorca en el aniversario de su asesinato

  • Un concierto de piano a cargo de José Luis Zafra y la lectura de poemas del actor Manuel Galiana, además de una ofrenda floral a las víctimas de la Guerra Civil centraron los actos de homenaje

El recuerdo del poeta Federico García Lorca volvió a revolotear anoche sobre el lugar en que fue ejecutado en la madrugada del 17 de agosto de 1936 por un puñado de asesinos enfrascados en una guerra a la que era completamente ajeno el poeta granadino. Centenares de personas volvieron a congregarse en el Parque Federico García Lorca de Alfacar para rendir homenaje a su recuerdo a través de los poemas que le dedicó otro poeta, el vasco Gabriel Celaya, que fueron recitados por el actor Manuel Galiana. Fue una manera concisa, sencilla, levemente amarga, de reivindicar que Lorca aún vive en el corazón de millones de personas.

Organizado por el Patronato García Lorca de la Diputación Provincial, el acto llegó a ser durante años uno de los más emotivos y multitudinarios que se celebraban en Granada y pretendía reivindicar tanto la memoria de García Lorca como las de todas las víctimas de la Guerra Civil española, tal y como reza, precisamente, el monolito situado junto al olivo en el que supuestamente el autor de Bodas de sangre y Yerma fue ejecutado y enterrado junto a dos banderilleros y un maestro de escuela.

El actor Manuel Galiana, en compañía de representantes institucionales, como el delegado de Cultura de la Junta de Andalucía, Pedro Benzal, o el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero fue el encargado ayer de depositar un ramo de flores en ese monolito y mostrar su afecto por la figura de García Lorca. Galiana se mostró emocionado por poder participar en el acto.

Tras un concierto de piano de José Luis Zafra, Galiana leyó varios poemas, hasta ahora inéditos, que le había dedicado a Lorca el poeta Gabriel Celaya, que lo admiró desde que pudo conocerlo personalmente en la Residencia de Estudiantes. Celaya siempre quedó gratamente impactado por la figura de García Lorca y su muerte fue un auténtico mazazo para el poeta vasco. El Parque García Lorca volvió a estar lleno a rebosar de un público emocionado y respetuoso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios