Actual

Jordi Vadell presenta su libro sobre el "Bob Dylan español"

  • Jordi Vadell publica 'En cada lamento que se hace canción' en torno al guitarrista

José Ignacio Lapido ya tiene libro. Se convierte así en uno de los pocos rockeros españoles a los que le han dedicado todo un concienzudo ensayo sobre el significado y el sentido de las letras de sus canciones. El responsable de ello es un profesor de Literatura catalana y castellana, Jordi Vadell, que ayer presentó, en compañía del propio Lapido, el libro En cada lamento que se hace canción. La editorial granadina Comares ha sido la gran aliada del proyecto.

En un acto casi multitudinario en la sala Valdelomar de la Biblioteca de Andalucía, Lapido se mostró agradecido. "Es para mí motivo de orgullo y satisfacción", dijo parafraseando al Rey, "que alguien como Jordi Vadell haya dedicado todo ese esfuerzo a estudiar mis canciones".

"En muchas ocasiones", añadió, "los textos de las canciones estaban escritos para salir del paso. Escribía con el modo de escritura automática. Yo muchas veces no soy consciente de la repercusión que esas canciones puedan tener en otras personas. Sólo quieres terminar esa canción".

Las haga de forma apresurada o totalmente consciente de lo que escribe, lo cierto es que Lapido está considerado como uno de los mejores letristas de rock que hay en España. Y así de tajante lo dijo Jordi Vadell. "Lapido es nuestro Dylan particular, es un trovador, un poeta eléctrico. Hacía falta un libro sobre él".

El autor explicó todo el proceso de elaboración de su ensayo, desde el momento en que escuchó por primera vez a los 091 con trece años hasta que decidió impartir una asignatura nueva, la de Rock y Literatura, en el centro donde enseña en Barcelona. Explicaba a sus alumnos literatura a través de las letras de canciones de Lapido y alguien le sugirió que con esas explicaciones hiciera un libro. La editorial granadina Comares se interesó por el proyecto y ayer se vio su materialización.

En el acto de presentación, el poeta granadino Enrique Ortiz, autor del prólogo de la obra, señaló que José Ignacio Lapido ha logrado unir a cuatro generaciones: las que hoy tienen 20 años, 30 años, 40 años y 50 años. "Este libro de Jordi Vadell", dijo, "es muy importante porque ha hecho la radiografía de una carrera". El responsable de Comares, Miguel Ángel del Arco, destacó por su parte la facilidad con la que pudo trabajar con Vadell y la convicción que este tuvo en su libro desde el primer momento.

En el acto, que fue cerrado por un concierto acústico del dúo malagueño 2000 Locos haciendo versiones de Lapido, hubo muchos momentos para las bromas. Una de las preguntas de los asistentes a Lapido fue sobre cuál consideraba su peor letra. "Mi peor letra aún está por escribir", respondió Lapido. "Una de las pocas cosas que tengo que reprocharle a Vadell en este libro es que haya pasado de puntillas sobre las primeras letras que escribí", señaló. "Hay canciones en las que el tiempo ha pasado muy mal por ellas".

Vadell, por su parte, le agradeció a Lapido el hecho de que hubiera querido quedarse al margen de la escritura del ensayo desde el principio. "Él me dijo que desconfía de esos libros en los que ponen 'biografía autorizada', porque ya se sabe de antemano que no se contarán cosas negativas", explicó el profesor catalán.

También se quejó de que otro libro recientemente publicado sobre los mejores letristas de rock español no incluyera al guitarrista granadino, a quien defiende como el mejor autor de canciones en castellano que ha aparecido en los últimos años. El caso es que Lapido ya tiene su propio rincón en las bibliotecas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios