Actual

Juan Pinilla, el cante tricolor

  • El cantaor estrena en el Palacio de los Condes de Gabia el espectáculo 'El tiempo y la memoria'

Juan Pinilla regresa con un nuevo ejercicio contra la desmemoria reuniendo un repertorio de músicos y poetas comprometidos con la libertad y la defensa de los derechos universales, como Miguel Hernández, Pablo Milanés, LLuis LLach, Mercedes Sosa y José Antonio Labordeta. El espectáculo, titulado El tiempo y la memoria, se estrena hoy en el Palacio de los Condes de Gabia en el arranque del ciclo Cultura y Memoria Histórica 1960-1978 de la Diputación de Granada, que cuenta con una veintena de actividades culturales vinculadas al período comprendido entre finales del Franquismo y la Transición coincidiendo con el 85 aniversario de la proclamación de la II República.

Juan Pinilla ya dejó claro su compromiso con el disco libro Las voces que no callaron, en el que recoge información de aquellos flamencos comprometidos por las libertades, tanto en la República como en la Dictadura. Incluso el actor Paco Algora, el librepensador que falleció olvidado por todos el pasado miércoles, fue recuperado por el artista granadino en su disco-libro de 2011 recitando poemas de Gabriel Celaya. "El arte es una expresión sensitiva, que debe llegar a los corazones, pero también hay que procurar que el público piense y reflexione", señaló ayer en rueda de prensa el cantaor que ha tratado de cumplir ese objetivo con su nuevo proyecto, una propuesta "íntima" en la que estará acompañado de guitarra y violín.

Según Pinilla, el flamenco es un arte que emana de las raíces profundas del pueblo andaluz, históricamente "vilipendiado por los tiempos" y con un poso del que sale un canto a la desesperación, a la situación económica, a la pobreza o a la libertad. El cantaor, que ganó la Lámpara Minera en 2007, donde comenzó oficialmente su carrera aunque anteriormente ya tenía la etiqueta de ser una de las grandes promesas del flamenco, es seguramente el cantaor más activo en política, siempre desde la izquierda, con lo que no falta en su repertorio un guiño a Salvador Allende a través de Pablo Milanés . "Utilizando los palos clásicos del flamenco para recordar s a una serie de cantaores que utilizaron el escenario no sólo para hacer sentir a los espectadores, también para hacerles pensar y reflexionar", señaló el inquieto artista que no para de presentar un proyecto tras otro. "No quiero dejarme las cosas en los cajones, estoy por primera vez escribiendo letras mías, muchas de las cuales no tienen anda que ver con las temáticas habituales del flamenco, como un homenaje a Jimi Hendrix", apunta. "Salvo trabajos que requieran una producción muy grande que te requiera exclusividad, no hay problema por tener muchos espectáculos", continúa el artista que observa un repunte en cuanto a la nueva generación de artistas de Granada, como Aroa Palomo o Marta La Niña, aunque ninguna de estas nuevas figuras figuran en ciclos como Flamenco viene del Sur.

Por su parte, la diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, subrayó la pertinencia de iniciar la programación sobre memoria con el flamenco, cuyos creadores no fueron ajenos "al control y al desprecio" durante los años de Dictadura. "En las letras flamencas hay un poso de rebeldía por la situación de penuria que vivieron los artistas, así que la presencia de Juan Pinilla para inaugurar este ciclo es más que adecuado por su compromiso personal con la República", continuó la diputada. De hecho, para demostrar la veracidad de esta presentación basta con buscar al cantaor en Youtube, donde queda recogida una actuación en Montoro con una hoz y un martillo detrás, un ramo con los colores de la bandera republicana delante del escenario y unos cantes marcados por el compromiso social. Esta noche, a las 20:00 horas, el cantaor volverá a sumergirse en la historia del flamenco desde su inamovible posición intelectual, siempre a la izquierda, en la línea de otros maestros como Enrique Morente o José Menese.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios