Actual

Juan habichuela descansa en su tierra prometida

  • Granada despide al guitarrista del Sacromonte en la capilla ardiente instalada en el Teatro Isabel la Católica por la que pasaron cientos de admiradores

"Enrique Morente y Juan Habichuela harán otra vez sus cantes en el cielo". Es la despedida de Aurora Carbonell, la viuda del 'ronco del Albaicín', al que fue el maestro de maestros en el toque de acompañamiento, el artista generoso y preciso que falleció el jueves y que, finalmente, cumplió el deseo largamente anhelado de volver a su tierra. El féretro con los restos del guitarrista llegó a las cuatro de la tarde a la capilla ardiente instalada en el Teatro Isabel la Católica. Con una bandera de Andalucía sobre el ataúd y una foto de juventud del artista recién llegado a Madrid presidiendo el escenario, una dedicatoria escrita en uno de los ramos de flores resumía el sentir de los flamencos: "Siempre nuestro". Allí le lloraron sus familiares, la saga de los Habichuela que ha representando la tradición y la vanguardia al mismo tiempo. Su hijo Antonio Carmona, cantante de Ketama, ejerció como portavoz de la familia y recordó la profunda vinculación afectiva de su padre con Granada. "Lo único que quería era estar aquí, amaba y extrañaba su tierra aunque vivía en Madrid por circunstancias de la vida", señaló el cantante. "Se ha ido un padre, que para mí es lo más importante, me ha enseñado a ser artista y a ser persona, sobre todo a ser granadino", continuó para recordar a continuación que fue un hombre luchador que viajó por todo el mundo, actuó delante de los Kennedy y le tocó a las máximas figuras como Camarón o Fosforito. "Era una persona que sabía sentir el cante y lo acompañaba de una manera muy especial".

Cientos de personas acudieron a dar su último adiós al tocaor, entre ellos Tomatito, con el rictus en la cara de haber perdido a alguien muy cercano. "Me he criado en su casa porque me acogió cuando llegué a Madrid y fue mi gran defensor en los inicios", señaló el almeriense, que lo recuerda como alguien "serio, formal pero también muy simpático". "Es historia del flamenco, un eslabón con su sonido y esa flamencura, era lo máximo en el toque para acompañamiento porque era un artista de artistas", prosiguió otro tocaor de acompañamiento que alcanzó el cielo flamenco junto a Camarón. El bailaor Manolete, por su parte, recuerda la presencia de Juan Habichuela hasta donde le alcanza la memoria. De hecho, en Madrid, se compró una casa justo a su lado en la carretera de Boadilla. "Era como un padre, un hombre serio y estricto por un lado, pero también muy divertido", apostilla el bailaor del Sacromonte sobre un artista que, aunque en su biografía oficial aparece que comenzó el baile por imposición de su padre, lo cierto es que se decidió por la guitarra después de ver a Mario Maya, según recuerda el guitarrero Francisco Manuel Díaz, que recuerda que se daba unas "pataíllas" muy flamencas.

Por el Isabel la Católica también se pasó la bailaora Eva Yerbabuena, visiblemente emocionado y que se enteró del fallecimiento el día anterior, minutos antes de actuar en el Auditorio del Generalife dentro del Festival de Música y Danza. Allí se fundió en un abrazó con los familiares mientras, de fondo, sonaba una de las muchas canciones que grabó junto a Enrique Morente.

Marina Heredia también lamentó la muerte del gran patriarca de la guitarra flamenca, al que definió como un "hombre entrañable, que estaba siempre con los jóvenes artistas", a los que siempre apoyaba mucho y daba cariño. "Es uno de los grandes pilares de la guitarra flamenca, para mi gusto, el que mejor ha acompañado al cante. Se nos va una gran parte de la historia del flamenco", señaló la cantaora.

A estas condolencias por la muerte de Juan Habichuela se suman las de otros artistas, expresadas a través de las redes sociales, como Malú, sobrina de Paco de Lucía, en su cuenta de Twitter: "Una vez más lloran las guitarras. Toda una vida regalando arte. Descansa en paz Juan Habichuela". Entre otros, Pastora Soler también despidió con un "hasta siempre" al maestro y envió su más sentido pésame a la familia, mientras que Miguel Poveda le agradeció "tantos momentos de cante vividos". "Un gran hombre y uno de los mejores guitarristas", sentenció.

A nivel institucional, la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, dijo a través de su perfil de Twitter que con su muerte "se nos va otro mito del flamenco", y envió "todo" su "cariño para su familia y amigos". También la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, se sumó a las condolencias después de que el artista recibiera el pasado 28 de febrero la bandera de Andalucía, un acto al que no pudo acudir debido a la enfermedad. "Perdemos a un maestro de una extraordinaria calidad humana, por su sencillez, su elegancia y su honda sabiduría", afirmó la consejera.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que acudió a la capilla ardiente junto a representantes de todos los grupos municipales, trasladó personalmente el pésame de la ciudad a la familia del considerado dentro del flamenco como "el gran maestro de todos". Cuenca lamentó "la pérdida de este granadino universal que ha marcado a generaciones del flamenco y ha dejado una importantísima huella en el mundo de la cultura y las artes".

Por su parte, el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, lamentó el fallecimiento del tocaor, "uno de los grandes de la guitarra, un referente cultural para el conjunto de la provincia, que deja un tremendo vacío en la gran familia flamenca" y mostró la "gratitud" de toda la provincia por "llevar el nombre de Granada por el mundo" a lo largo de su extraordinaria trayectoria profesional. Hasta Esperanza Aguirre le dio su último adiós al granadino en su cuenta de Twitter.

Finalmente, el cuerpo del artista fue escoltado hasta el cementerio por las calles de Granada por Puerta Real, Reyes Católicos, Plaza Isabel la Católica, Pavaneras, Santa Escolástica, Molinos, Caldero, Sabika y el cementerio de San José, el último viaje a su tierra prometida de un guitarrista que ya ha entrado en la leyenda del flamenco, justo al lado de Camarón, Paco de Lucía o Enrique Morente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios