Actual

Margarit gana el Premio Nacional de Poesía con 'Casa de Misericordia'

  • El poeta catalán se inspiró para su libro en los antiguos orfanatos para los hijos de los represaliados en la Guerra

El poeta Joan Margarit se hizo ayer con el Premio Nacional de Poesía de España por su poemario Casa de Misericordia, una obra que ya había obtenido, entre otros, el Premio Nacional de la Crítica.

Margarit, un autor catalán nacido en 1938 que se define como poeta bilingüe, es arquitecto y hasta su jubilación fue catedrático de Cálculo de Estructuras de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona.

Su primer poemario, en castellano, lo publicó en 1963. En 1980 inició con L'ombra de l'altre mar su obra poética en catalán, que además incluye títulos como Vell malentés, El passat i la joia o, más recientemente, Calcul d'estructures, a las que se suma las antología Trist el qui mai no ha perdut per amor una casa.

La obra premiada, Casa de Misericordia (editorial Visor, en edición bilingue, y editorial Proa, en catalán) se corresponde, según el propio autor explica en el libro, con uno de los poemas que contiene y que comenzó a concebir mientras visitaba una exposición sobre la Casa de Misericordia, donde podían verse fotografías y documentos ligados a la historia de esta institución benéfica.

Margarit se mostró ayer satisfecho por haber obtenido el galardón y sorprendido por los "designios del azar", ya que Casa de Misericordia ha recibido ya varios premios (el Nacional de la Crítica, el Rosalía de Castro y el de Poesía de Catalunya). Margarit confía en el criterio del lector de poesía a quien "no le pueden vender ningún tipo de producto manufacturado".

Para escribir el poemario, Margarit se inspiró en los orfanatos "crueles" de la posguerra española donde las viudas solicitaban el ingreso de sus hijos y durante el poema "suena de fondo la idea de que la poesía es la última casa de la gente", explicó.

La impresión que le produjo su visita a una Casa de Misericordia fue impactante para él. "Las mujeres cuyos maridos habían sido asesinados en la guerra se veían obligadas a humillarse ante los verdugos para inscribir a sus hijos en estos orfanatos", señaló. "Era de una crueldad brutal ver cómo aquellas mujeres tenían que realizar esas instancias para que sus hijos entraran", dijo.

Margarit es optimista con el futuro de la poesía. El poeta anunció que en noviembre saldrá su próximo libro, titulado Misteriosamente feliz, que se publicará en catalán y en una "edición de lujo" en pareja con un libro anterior del autor, Joana, junto a un CD para celebrar los 10.000 ejemplares vendidos en Catalunya.

No obstante, Joan Margarit es uno de esos escritores a quien le gusta estar al margen de las listas de ventas y los cánones generacionales, que considera "los artilugios de la crítica que tiene una trascendencia relativa".

Algunos críticos describen su poesía como "austera y exacta" en consonancia con su puesto de catedrático de Cálculo de Estructuras y su formación científica para extraer "el máximo rendimiento a un mínimo material".

El Premio Nacional de Poesía, otorgado por el Ministerio de Cultura, está dotado con 20.000 euros y se concede a la mejor obra de poesía publicada en 2007 en español o en algunas de las otras lenguas cooficiales que se hablan en España.

El jurado estuvo formado por Pere Gimferrer, por la Real Academia Española; Francisco Xavier Carro, por la Real Academia Gallega; Francisco Javier Rojo, por la Real Academia de la Lengua Vasca; Carles Miralles, por el Instituto de Estudios Catalanes; Luis García Montero, por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas; Luis Alberto de Cuenca, por la Asociación Española de Críticos Literarios; Juan Mollá, por la Asociación Colegial de Escritores; Pedro Miguel Lamet, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España; Clara Janés, por el ministro de Cultura; José Manuel Caballero Bonald y Olvido García Valdés, autores galardonados en la dos últimas ediciones.

Actuó como presidente para la concesión del galardón de Cultura el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco y como vicepresidenta, la subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, Mónica Fernández.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios