Actual

La Mostra de Venecia abre con un filme nostálgico de Tornatore

  • El director ganador de un Oscar en 1990 por 'Cinema Paradiso' abre el festival con un regreso a su tierra natal para narrar un siglo de vida e ilustrar una Italia perdida

La 66ª edición del festival de cine de Venecia abrió ayer con un filme sentimental del cineasta italiano Giuseppe Tornatore, que generó polémica y elogios, sobre la historia de Sicilia en el siglo XX, salpicada de fascismo y comunismo. El premio Oscar italiano en 1990 por Cinema Paradiso regresa a su tierra natal para narrar con espíritu nostálgico y tono épico casi un siglo de vida e ilustrar una Italia perdida, algo folclórica, aquella que resistió a dos guerras mundiales a través del descubrimiento de la política como hilo conductor.

Fuertemente autobiográfico, el filme Baaria fue recibido fríamente por los críticos cinematográficos, que no le concedieron aplausos durante la proyección especial para la prensa."Es la cinta más impresionante que he visto, aconsejo a todos que la vayan a ver", adelantó por su parte el primer ministro Silvio Berlusconi, quien apreció sobre todo el anticomunismo de la obra, financiada por Medusa, la casa de producción propiedad de su familia.

"Todo decorativo, nada de sustancia", aseguró por su parte Roberto Silvestri, del diario comunista Il Manifesto, entre los más irritados con la interpretación que Tornatore ofrece de la historia de su propio país y del deseo o la utopía de una parte de la población de cambiar el mundo por uno más justo. Los graves conflictos que azotaron la península y en particular Sicilia, como el analfabetismo, la pobreza, dos guerras, el fascismo, la posguerra con sus divisiones, la Democracia Cristiana, el comunismo y el socialismo, al lado de la mafia, resultan edulcorados por el recuerdo.

Dedicado a su natal Bagheria, el filme es uno de los más costosos realizados por Italia (25 millones de euros). En realidad es una cinta de 150 minutos en la que participaron 300 actores, 35.000 extras y 1.431 músicos para interpretar las composiciones del maestro Ennio Morricone. Su elaboración duró dos años.El filme parte de los años 30, cuando Peppino, hijo de un modesto campesino apasionado por la lectura, descubre las injusticias sociales, se lanza en la carrera política dentro del Partido Comunista y llega hasta los años 60, tres generaciones después con sus movimientos de protesta y de liberación de la mujer.

Durante los 10 días de la Mostra serán proyectados unos 80 filmes, de los cuales 25 en el concurso oficial (se sumó uno más este miércoles) en busca del codiciado León de Oro y 24 en Horizontes. La comisión seleccionadora descartó por segundo año consecutivo filmes de directores latinoamericanos para la sección oficial y sólo tres (uno peruano y dos brasileños) participan en Horizontes.

Además, los directores catalanes Jaume Balagueró y Paco Plaza estrenaron ayer en el Festival de Venecia [Rec2], una película de terror nacida casi imperiosamente por el exitoso fenómeno en el que se convirtió la primera entrega, Rec. La cinta, que llega a los cines españoles el 2 de octubre, será por ahora el fin del dúo en la dirección de Balagueró y Plaza, que ahora quieren retomar sus carreras en solitario.

"Ahora tanto Paco como yo tenemos la necesidad de contar otras cosas como directores individuales", dijo Balagueró, quien adelanta que ya está trabajando en lo que será su próximo proyecto, un thriller en el que dejará de lado los sustos y los gritos para centrarse en el suspense puro.

Con un reparto aún mas coral que en la primera, [Rec2] está centrada en las posesiones demoníacas de personas y guarda asimismo cierto parecido con Resident Evil y con Day of the Dead, obra de George A. Romero, toda una figura en el cine de zombies y que este año presenta a concurso en Venecia: Survival of the Dead.

[Rec2] inaugura además la participación española en el certamen italiano, aunque fuera de concurso, que este año cuenta en otras secciones también con Gordos, la segunda película de Daniel Sánchez-Arévalo y Cela 211, un drama carcelario mezclado con intriga en el que sobresale la actuación de Luis Tosar. La cinta está dirigida por Daniel Monzón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios