Actual

Muere en Madrid a los 75 años el escritor y periodista Vicente Verdú

  • Muy ligado a la historia del diario 'El País', compaginó su labor ensayística con la pintura y la poesía

El escritor y periodista en 2014. El escritor y periodista en 2014.

El escritor y periodista en 2014. / yashmina garcía

El escritor y periodista Vicente Verdú falleció ayer en Madrid a los 75 años, según informó el diario El País, periódico en el que colaboraba desde 1980 y en cuya redacción llegó a dirigir en distintas etapas las secciones de Opinión, Cultura y Pensamiento. También fue una firma habitual de Cuadernos para el Diálogo, otra publicación señera de los años de la Transición.

Verdú, que padeció una larga enfermedad, es autor de libros como El planeta americano, con el que ganó en 1997 el Premio Anagrama de Ensayo, o Señoras y señores: impresiones desde los cincuenta, que le valió un año después otro galardón, el Espasa de Ensayo. Noviazgo y matrimonio en la burguesía española, El fútbol, mitos, ritos y símbolos, El éxito y el fracaso, Nuevos amores, nuevas familias y China Superstar se cuentan también entre los títulos destacados de la veintena de libros que publicó. Verdú logró otros reconocimientos de prestigio como el Premio González Ruano de Periodismo y el Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes.

Nacido en Elche en 1942, se doctoró en Ciencias Sociales por la parisina Universidad de la Sorbona y fue miembro de la Fundación Nieman de la Universidad de Harvard, dedicada a la reflexión el periodismo. En sus libros, principalmente ensayos, se ocupó de asuntos relacionados con la filosofía, la política y la sociología, centrándose en general en la mirada crítica a las diversas y mutantes manifestaciones de la modernidad en las sociedades contemporáneas. En los últimos años de su vida decidió volcarse definitivamente en sus otras dos ocupaciones predilectas, la poesía y a la pintura.

"Puedo morir en paz porque he entregado lo que he podido", declaró el pasado febrero, cuando publicó su segundo poemario, La muerte, el amor y la menta, una obra que nació, según explicó, de una "absoluta sinceridad". "Acercarse a la muerte pendiente del juicio de los demás me parece repugnante. Uno escribe, pinta o canta porque necesita hacerlo de forma sincera y así es como está hecho este libro", decía entonces acerca de ese libro postrero. En la última entrada -publicada este mismo lunes, un día antes de su fallecimiento- de El Boomerang(g), el blog que mantenía, Verdú dejó la reproducción de uno de sus cuadros, con cartones y tintas, y con pinturas de motivos geométricos, rectángulos, líneas y escaleras en tonos azules, verdes y rojos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios