Feminismo

Olalla Castro, el grito que visibiliza a la mujer marginada en los libros de historia

  • La poeta granadina presenta el martes su nuevo libro, titulado 'Bajo la luz, el cepo' (Premio Hiperión; Premio Antonio Machado), en la Biblioteca de Andalucía a las 19:30

Olalla Castro (segunda a la izquierda), en una fotografía de archivo. Olalla Castro (segunda a la izquierda), en una fotografía de archivo.

Olalla Castro (segunda a la izquierda), en una fotografía de archivo. / G. H.

La escritora granadina Olalla Castro, cuyo título de joven promesa se le queda corto desde hace tiempo, presentará el martes su nuevo poemario Bajo la luz, el cepo, cuya calidad ya fue reconocida con el Premio Hiperión y el Premio Antonio Machado. Lo hará acompañada de Ángeles Mora y Erika Martínez, con motivo del ciclo Letras Capitales, a las 19:30 en la Biblioteca de Andalucía.

"Hubo un dolor punzante viajando por mis dedos, una enfermedad sin nombre por la que desfilaban doctores y pruebas que nunca encontraron las palabras, pero tampoco el modo de calmar o frenar eso sin nombre que crecía. Hubo un miedo a que el dolor siguiera extendiéndose hasta arrebatarme mis manos y dejarme sin nada. Y de ese miedo, de ese dolor que por las noches se tumbaba a mi lado y bisbiseaba en mi oído surgió este libro. Como lo mío nunca se dice desde el yo en mi poesía, convertí ese dolor en el de otras y armé las cuatro historias que aquí vais a encontrar". Así explica Castro el origen de su nuevo libro, donde las mujeres son protagonistas.

El jurado del Premio Antonio Machado valoró su "estructura muy trabajada, compuesta por cuatro largos poemas, articulados a través de un hilo narrativo que muestra a personajes femeninos en situaciones extremas y desoladoras, dando cuenta de aspectos de la marginalidad de la mujer como beligerante contrapunto a la visión canónica". Las cuatro historias, cuenta la escritora, se ambientan en la segunda mitad del siglo XIX, porque entonces "se vio con claridad que bajo toda la luz de la Ilustración, de la modernidad occidental, se escondía un gran cepo".

La primera parte, La expedición perdida de Franklin, habla de "cómo quisimos llegar demasiado lejos a costa de los otros, de la cultura caníbal de la que provenimos, de cómo descubrir y destruir fueron lo mismo". La segunda parte, Por la ruta de Siskiyou, describe "cómo quienes marcharon para buscar el brillo bajo el barro, con la esperanza del oro que esperaba a puñados en los ríos, acabaron topándose con el hambre y la muerte, y ese fue todo el sueño de progreso y riqueza que alcanzaron".

La tercera parte, Las histéricas de La Salpêtrière, habla de la patologización de lo femenino, de "cómo la ciencia moderna dejó de llamarnos brujas para llamarnos enfermas y cambió las hogueras por duchas pélvicas y palos entre los dientes antes de cada nueva descarga. De cómo nos volvimos locas allí dentro. De cómo nos curaron enfermándonos". La última parte, La leprosería de la isla de Molokai, va de "manos que se doblan sobre sí y caras pedregosas, de compartir el dolor, de habitar un lugar al que se arroja a los enfermos, donde se arrincona lo que no quiere verse ni tocarse". 

Los cuatro largos poemas finalizan con esta valiosa reflexión: "Todo eso sucedió. Somos nosotras. Es nuestra historia. Y decirla es una forma de señalar los cepos, pero también de hacernos responsables. Este es el libro con más dolor, con más verdad que he escrito. Os dejo ese dolor y esa verdad buscando cuna, casa, nido. Ojalá vuestros ojos sean hogar".

Nacida en Granada en 1979, Olalla Castro es doctora por la Universidad de Granada y licenciada en Periodismo y Teoría de la Literatura. Premio Extraordinario de Tesis Doctoral con su investigación sobre la narrativa de Enrique Vila-Matas, ha escrito los poemarios La vida en los ramajesLos sonidos del barroBajo la luz, el cepo e Inventar el hueso; el libro de narrativa infantil Un visitante salido de la nada; y el ensayo Entre-lugares de la Modernidad: filosofía, literatura y Terceros Espacios, además de editar y prologar las antologías Ocho paisajes, nueve poetas y Juan de Loxa: resistir en el margen.

Ganadora del Premio Nacional de Poesía Miguel Hernández, del Premi Tardor de Poesía, del Premio Internacional Antonio Machado en Baeza y del Premio Unicaja de Poesía, entre otros, sus poemas y relatos breves han sido recogidos en más de una decena de antologías y traducidos a varios idiomas. Fue columnista del diario La Opinión de Granada durante sus nueve años de existencia y actualmente es columnista de El Salto Diario. Ha sido cantante y letrista de diversos proyectos musicales, como Rebelmadiaq, Sister Castro o Nour.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios