Actual

'Paintball': jugar a matar

  • La ópera prima de Daniel Benmayor muestra el terror desde el belicismo

Ocho jóvenes juegan a matar en Paintball, la ópera prima de Daniel Benmayor, un filme de factoría catalana y rodado en Barcelona, aunque grabado en inglés, que se estrenará el viernes, día 10, en 180 salas españolas. Paintball fue la única cinta española que se proyectó en la última edición del Festival de Cine de Tribeca de Nueva York y es una nueva apuesta internacional de Filmax.

El filme se inserta en la línea editorial de la Fantastic Factory de Filmax y ha sido ya adquirido para su exhibición en Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Japón y Australia, entre otros países, ha señalado Julio Fernández, productor ejecutivo de la firma Fílmax.

El elenco está formado por actores jóvenes poco conocidos, incluso para algunos de ellos este es su primer largometraje, elegidos en una audición que tuvo lugar en Barcelona y en Londres y elegidos, entre otras cosas, por su buena forma física, explicó Benmayor.

Durante todo el rodaje contaron con la presencia de un fisioterapeuta que les hacía entrenar antes de ponerse a rodar y atendía cualquier molestia o pequeña lesión que pudiesen sufrir.

Todo ello era necesario para rodar este filme de acción y terror inspirado en el cine bélico y en la lucha por la supervivencia, según su director.

La película recrea cómo un grupo de jóvenes, que no se conocen entre sí, se embarcan en un juego de simulación bélica que se convierte en una especie de cacería humana cuando se descubre que algunas de las balas no son de pintura sino munición real.

A partir de este hecho, el filme recrea con todo lujo de detalles una cacería humana que se desarrolla en un micromundo desquiciado, que roza a veces el "snuff" al ser presenciado por alguien que goza con el sufrimiento y angustia de los jóvenes aficionados al Paintball.

La película parte de un guión propuesto a Fílmax por el madrileño Mario Schoendorff, quien explicó su interés por las cosas que no entiende o que le dan miedo y de ahí Paintball, jugar a la guerra para divertirse es una práctica que le sorprendió, por lo que decidió investigar para elaborar su trabajo.

Benmayor remarcó la capacidad y verosimilitud que se exigió a los actores para que resultaran creíbles en su papel y su "capacidad de aguante" ya que la película se ha rodado en secuencias muy largas y poco manipuladas en la edición. Nacido en Barcelona en 1973, Benmayor posee una amplia experiencia en el terreno publicitario y ha dirigido anuncios para varias compañías, entre ellas Sony Playstation.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios