Actual

El Parque de las Ciencias indaga en 'El arte de la taxidermia'

  • Una nueva exposición temporal muestra el proceso de disecar animales con una momia de Ibis del siglo III a. C.

El Parque de las Ciencias ultima el montaje de su nueva exposición temporal, Animales del museo. El arte de la taxidermia, que pretende dar a conocer el arte de disecar animales para conservarlos con apariencia de vivos, para lo que contará con una momia de un ave del siglo III a.C.

La momia de un Ibis será una de las piezas que se exhibirán en la muestra que se inaugurará este mes. Precisamente, la pieza fue sometida ayer a un TAC y radiografías en la Clínica de la Inmaculada bajo la dirección del Jefe de Radiología, Javier Fernández Mena con la intención de conocer desde el estado de conservación hasta las causas que provocaron su muerte.

Esta es la primera vez que esta pieza se somete a pruebas de estas características. Los primeros resultados ya han confirmado que, efectivamente, se trata de un Ibis y que que se encuentra en "muy buen estado de conservación", tal y como expresó el conservador del Museo Egipcio de Barcelona, Luis Manuel Gonzálbez, quien estuvo presente en la pruebas junto al director del Área de Ciencias y Educación del Parque de las Ciencas, Javier Medina.

Gonzálbez mostró su satisfacción porque, gracias a la colaboración con el Parque de las Ciencias, se han podido realizar unas pruebas "esenciales" para conocer con profundidad la momia. De hecho, con los resultados se han podido determinar aspectos tan interesantes como la presencia de una bolsa con restos de alimento en el interior de la momia -algo que podría responder, según el conservador, a la creencia de la sociedad de esta época de que el espíritu necesitaría alimento para subsistir-.

Aunque se desconoce la procedencia, sí se sabe que este ejemplar se momificó en torno al siglo II ó III a.C. ya que, en esta época y en la civilización egipcia, las aves eran momificadas de forma extensiva, siendo quizá las más numerosas las momias del ibis, el pájaro sagrado del dios Tot. Los cuerpos embalsamados de los pájaros eran depositados en vasijas de cerámica de forma cónica, aunque también se empleaba como contenedor alternativo una escultura con forma de ibis, elaborada en madera con cuerpo y patas en bronce.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios