El Patronato Lorca publica una antología dedicada al poeta El lamento definitivo en honor a Lorca

  • Más de 80 escritores, entre ellos Ángeles Mora, Rafael Guillen y Antonio Carvajal, participan en el libro 'Caballo del Alba. Voces de Granada para Federico'

Federico García Lorca en la Huerta de San Vicente, en 1935. Federico García Lorca en la Huerta de San Vicente, en 1935.

Federico García Lorca en la Huerta de San Vicente, en 1935. / G. H.

"Me pregunto Federico, / qué zanjas hubiera abierto / tu honda voz estremecida / en el rostro de este tiempo: / la vergüenza de mi mar, / muro, cárcel, cementerio; / [...] A este lado de la vida / el mundo sangra y, por eso, / sigue despierta tu muerte. / siguen clamando tus versos. / Que no duermen los poetas / con tanto dolor adentro". Gracia Morales y su Romance a Federico es uno de los 83 textos reunidos en la extensa y deliciosa antología Caballo del Alba. Voces de Granada para Federico, que este miércoles se presentó en el Palacio de los Condes de Gabia.

El origen del volumen editado por el Patronato Cultural Federico García Lorca se encuentra en su anterior directora, Inmaculada López Calahorro. "Me llamó en junio porque estaba pensando en publicar un libro con todos los poetas de Granada para homenajear a Federico en el 82 aniversario de su asesinato el pasado mes de agosto", explica el escritor Alejandro Pedregosa, encargado de coordinar la antología junto a Calahorro.

Portada de la antología. Portada de la antología.

Portada de la antología. / G. H.

Hasta ahora, sólo "se disponía de la selección que en 1998 realizó Eduardo Castro bajo el título Versos para Federico en la editorial Comares y que incluye un amplio repertorio de poemas dedicados a nuestro poeta desde aquel trágico agosto de 1936. Han pasado 20 años", señala la actual subdelegada del Gobierno en Granada en el volumen.

La labor del poeta Antonio Carvajal, destaca Pedregosa, fue "esencial": “Él nos dio una lista con muchos nombres”. Aún así, no hubo un proceso de selección, ni requisitos que cumplir para participar en el libro “abierto a cualquier escritor granadino”. La idea era "recolectar el máximo número de poetas para la antología; invitar a todo poeta vivo dela ciudad en este homenaje de los vivos a nuestro gran muerto", cuenta.

Entre los integrantes de la completa antología hay autores consagrados con Premios Nacionales de Poesía como Ángeles Mora, Rafael Guillén, Luis García Montero y el propio Carvajal; y jóvenes con un libro publicado -incluso sólo con plaquettes de poesía- como Javier Gilabert, Juan Domingo Aguilar, Magda Robles León. Sin olvidar otras caras conocidas de la lírica granadina como el catedrático de Literatura Álvaro Salvador; Antonio Praena, Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma; la poeta, investigadora y doctora en Filología Hispánica por la UGR Amelina Correa Ramón; y Carmelo Sánchez Muros, compañero de fatigas de Juan de Loxa en incontables proyectos.

La multipremiada escritora Olalla Castro firma Hacernos cargo, uno de los poemas más guerreros de la antología, donde anima a desenterrar una etapa incomprensiblemente olvidada de la historia española llena de cunetas abandonadas: "Es preciso dar la vuelta a la escena, / colocar en el centro esta mancha que es nuestra. / Hacernos cargo. / Alguien arroja a un hoyo, comofardos, / los cuerpos de quienes, / vestidos de cascabeles o de pámpanos / siguieron susurrando: / es el mismo que orina / donde los otros gritan".

Guillén le dedica al autor de Yerma una elegía titulada Campanas para Federico: "Tanta Granada y tanta / palabra por decir. Tanto posible. / Están tus huesos tan a flor de tierra, / tan sin cubrir tu densa / claridad, que es bastante / mover un poco el aire. Y te incoporas. / Tan solo algunos muertos permanecen / porque en estado están de muerte clara".

Montero recuerda la primera vez que cayó en sus manos un poemario de Lorca -en 1969–: "Al abrir aquel libro / [...] no me esperaban letras, / ni siquiera palabras en los brazos del tiempo, / sino la soledad / de una paloma oscura, / el amarillo hiriente del limón / como un sueño en la boda, / la luna estremecida de aquello que no vuelve / y el sol entre los cascos de un caballo / por el amancer del horizonte".

El compendio de textos retrata también a varias generaciones de poetas granadinos interesadas en la figura del dramaturgo de Fuente Vaqueros y su infinito universo. El lamento definitivo en honor a Federico se llama Caballo del Alba. Voces de Granada para Federico. No se lo pierdan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios