Actual

Sánchez-Verdú rinde homenaje a la "fortaleza roja" en el Festival

  • La OCG interpretará hoy un programa con la nueva pieza del compositor gaditano como protagonista

  • Dirigida por Heras-Casado, le acompañará el pianista Francesco Piemontesi

El compositor algecireño, en una imagen actual. El compositor algecireño, en una imagen actual.

El compositor algecireño, en una imagen actual. / G. h.

La OCG, dirigida por Pablo Heras-Casado, interpretará hoy un evocador programa en el Palacio de Carlos V donde rendirá homenaje a la fortaleza roja -la Alhambra- con el estreno de Memoria del rojo. El recital contará con el pianista suizo Francesco Piemontesi como invitado en lugar del tenor polaco Piotr Beczala, que decidió ayer dar plantón al Festival para protagonizar la nueva producción de Lohengrin de Wagner programada para la apertura del Festival de Bayreuth.

Con el estreno mundial de Memoria del rojo, la nueva obra de José María Sánchez-Verdú, esta noche en el Festival de Granada se inicia una serie de encargos anuales a prestigiosos compositores internacionales. La composición del algecireño abre el concierto, que será emitido en directo desde el Palacio de Carlos V por RNE-Radio Clásica y por la Unión Europea de Radiodifusión.

El Festival estrenará 'Memoria del rojo', una revisión actual del alhambrismo sinfónicoEl programa incluirá 'Le tombeau de Couperin' de Ravel y la 'Sinfonía num. 31' de Mozart

La gran experiencia, formación y capacidad de afrontar propuestas sonoras para tan diferentes espacios, ponen de manifiesto la disposición de Sánchez-Verdú para resolver cualquier tipo de problema acústico y de abrirse a nuevas ideas, algo que se comprobará con la audición de su nueva obra, titulada Memoria del rojo. Se trata de una visión actual del alhambrismo sinfónico, un partitura refinada con una clara relación, casi física, pictórica y conceptual, con la Alhambra, con referencias a la cultura árabe, tan apreciada por el músico.

"Como soy enteramente sinestésico (en mi caso veo las notas con colores), tengo claro que la obra va a ser un elogio del rojo, a través de la nota sol y muchas variaciones, pero en todo caso inspirándose en este monumento arquitectónico. Rojo además como memoria. Lo cual incluye no sólo el color, la arquitectura, sino también las diversas formas de espejos, simetrías, lacerías, azulejos que ornamentan junto a la caligrafía árabe los interiores de esta joya", explicó ayer Sánchez-Verdú.

El prestigioso pianista suizo, que debuta en el Festival, interpretará el fantástico Concierto en sol de Ravel, en el que se aprecia, en uno de sus movimientos, un lirismo y ternura poética, de un sabor y de un aroma tales que evocan una tranquila noche en la Alhambra, con el rumor de las fuentes al fondo.

El programa del concierto incluirá también Le tombeau de Couperin, de Ravel, la Sinfonía núm. 31, París de Mozart y el estreno de Memoria del rojo, de José María Sánchez-Verdú, una visión actual del alhambrismo sinfónico encargo de la cita cultural granadina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios