Festival

Sierra Nevada reúne a más de 3.000 seguidores del rock de altura

  • La cita musical para público familiar de la estación de esquí celebra su décimo cumpleaños convertida en una de las propuestas culturales del verano granadino

El Sierra Nevada por Todo lo Alto ha soplado las velas este fin de semana de su décimo cumpleaños como el evento de rock celebrado a mayor altitud de España acompañado de unos 3.000 asistente, la mayoría seguidores fieles que repiten edición tras edición. Se consolida así en este décimo aniversario como una de las propuestas culturales del agosto granadino con el respaldo del público, que ha aumentado las pernoctaciones hoteleras de la estación durante el fin de semana hasta el 95 por ciento.

A ello ha contribuido lo atractivo del cartel, con Morgan a la cabeza, y la bajada de las temperaturas previstas para este fin de semana. La propuesta musical ha contado también con grupos como Texxcoco, internacionales en gira como las de los anglo-alemanes Art Brut, y de la tierra como las de Apartamentos Acapulco, Número Primo y Elemento Deserto.

Pero los conciertos no son lo único que año tras año hace repetir a amantes del rock, de la alta montaña y de las actividades en familia. Los talleres musicales, matutinos y gratuitos organizados e impartidos por la escuela de rock Gabba Hey han sido otra de las grandes bazas de la propuesta.

Destinados a niños y adolescentes entre 6 y 18 años, las especialidades han vuelto a ser guitarra, piano, batería. Divididos en diferentes turnos de cinco alumnos por sesión, los talleres se concentraron el viernes desde las 10:30 de la mañana hasta las 13:15. Para pequeños de entre 3 y 5 años también se ofreció un taller de iniciación musical. “Iván ha estado encantado”, comentaba a la salida del mismo la madre de uno de los pequeños participantes, Noelia Navas, una de esas seguidoras fiel que repite por cuarto año consecutivo en el Sierra Nevada por Todo lo Alto.

Como novedad en esta edición, su pequeño Eric también pudo disfrutar ayer sábado un concierto especial para bebés de cero a cinco años llamado Babys Don’t Cry. Destinado a acercar canciones reconocidas del rock and roll en castellano a texturas y sonoridades que estimulan de bebés, se celebró en el Edificio Trevenque. La cita logró llenar el aforo con un público familiar que disfrutó de la sesión, que contó con la instrumentación Orff y los sintetizadores, la madera y los samplers, con los músicos y profesores Dani Molina y Raúl Bernal como coordinadores.

En cuanto a las propuestas para adultos, los anglo-alemanes Art Brut fueron el plato fuerte del viernes. Este grupo de garage y brit-rock referente de la década de los 2000 tocó junto a Apartamentos Acapulco y Elemento Deserto. Influenciados por la nueva ola que destacó en los años 2000, Art Brut volvieron a destacar con la ironía de sus letras y composiciones pop punk. Dirigidos por Eddi Argos, demostraron que no siguen ninguna regla ni norma musical establecida pero sí aseguran pasar un buen rato.

Anoche llegón el turno de los canarios Texxcoco con su punk con dosis de noise. También de los granadinos Número Primo, que pusieron el ingrediente local en una velada en la que brilló Morgan, una pieza indispensable en la nueva generación musical española.

Para propiciar las pernoctaciones de ese fin de semana de celebración del festival, los asistentes han podido disfrutar de alojamientos desde 27 euros por persona en establecimientos de hospedaje de Sierra Nevada. Además, el check-out de salida en los hoteles el día después de los conciertos se retrasó hasta las 14:00 horas, dos horas después de lo habitual.

Con el patrocinio de cervezas San Miguel, es uno de esos festivales de verano ha vuelto a demostrar su singularidad gracias a su entorno natural y capacidad para hacer que disfruten grandes y pequeños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios