Conciertos

The 5.6.7.8’s: Uma Thurman baila el twist de Hattori Hanzo en Planta Baja

  • El mítico trío japonés que descubrió Quentin Tarantino en 'Kill Bill vol. 1' llega este jueves a Granada de la mano del ciclo Serpiente Negra

The 5.6.7.8’s, en una imagen reciente The 5.6.7.8’s, en una imagen reciente

The 5.6.7.8’s, en una imagen reciente / G. H.

Va por descontado que Quentin Tarantino y Kill Bill vol. 1 tenían que aparecer en una previa de un concierto de The 5.6.7.8’s, el trío rockero de japonesas que ameniza la fiesta antes del disparate de Uma Thurman cargándose al ciento y su madre –en realidad eran 88 maniacos y después Lucy Liu en el papel de O-Ren Ishii– en la primera entrega de la película.

Así es, ese grupo que Tarantino sacó del círculo nipón para convertirlo en mundial a través de su icónico cine llega este jueves al Planta Baja de Granada dentro del ciclo Serpiente Negra. Una oportunidad histórica para cinéfilos y amantes del rock agitado para la que, desafortunadamente, no quedan entradas desde hace una semana.

La histórica sala granadina se prepara para la que, sin duda, será una de las citas del año por la atractiva propuesta que supone ver a este grupo de rock salvaje con tres mujeres de Tokio que llevan encima de los escenarios más de tres décadas surfeando la ola de la música acelerada.

Desde 1986 lleva en activo la banda de The 5.6.7.8’s, que aunque ha ido variando las integrantes en la formación liderada desde el inicio por las hermanas hermanas Ronnie Yoshiko (voz y guitarra) y Sachiko (batería) lo que sí ha mantenido su identidad de grupo que le pega a los palos del garage, del surf, del rockabilly siempre bajo la influencia de los sonidos que llegaban desde América. De hecho, en su repertorio no faltan versiones de rock clásico.

Evidentemente, la historia de este grupo da un vuelco a principios de la década de los 2000 cuando Quentin Tarantino escuchó su música mientras compraba en una tienda de ropa y sobre la marcha hizo acopio del rock de The 5.6.7.8’s para Kill Bill, su obra sobre la venganza en mayúsculas para la que se inspiró entre otras películas en Lady Snowblood, una película japonesa que se pudo ver este verano en Granada con el Cineclub de Serpiente Negra.

A partir de esa aparición en Kill Bill vol. 1 (año 2003) cantando Woo Hoo en la izakaya (bar típico japonés) antes del show de Uma Thurman y su inclusión en los extras de la películas tocando los temas I Walk Like Jayne Mansfield y I’m Blue, empezó una nueva etapa para el grupo con giras mundiales y siempre en cada entrevista y cada gira la anécdota de Tarantino.

El grupo aterrizó en Granada hace días y ya se ha pasado por la tienda de Subterránea, donde han posado para la ocasión comprando un vinilo de T. Rex. Mañana les tocará sacar a pasear su rock a mayor gloria de Uma Thurman y de la sopa de ramen. Serpiente Negra fabricando conciertos perfectos como katanas de Hattori Hanzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios