Actual

Turrón, familia y (mucho) cine

  • De 'Big hero 6' a la tercera entrega de 'El hobbit' pasando por las nuevas películas de Tim Burton, Woody Allen y Ridley Scott, la cartelera promete argumentos de peso hasta Reyes

Alcanzado ya el periodo de Adviento, las salas de cine se preparan para dar rienda suelta a su temporada navideña, un plazo singularmente jugoso por cuanto contiene el, posiblemente, mayor órdago a la taquilla del año. En un 2014 muy dulce para el cine español, la cartelera reservada para las próximas semanas no se muestra precisamente pródiga en títulos patrios, pero de lo que se trata ahora es de hacer caja para que la industria salve los muebles, y argumentos al respecto no faltan. Un porcentaje notable de los próximos estrenos responden a la costumbre, instaurada el siglo pasado por un tal Walt Disney, de ir al cine en familia; pero también podrán verse los últimos títulos de ciertos cineastas muy deseados, desde los registros más artesanos hasta los más espectaculares.

Si se trata de ir al cine con los más pequeños, la animación manda. Y en este ámbito todos los ojos están puestos en Big hero 6, que se estrenará el 19 de diciembre después de haber puesto a sus pies a la plana mayor de la crítica estadounidense. El filme, adaptación de un comic outsider de Marvel próximo al manga, se presenta como la enésima demostración de lo que sucede cuanto el talento Pixar accede a ponerse al servicio de la marca Disney, como ya sucediera en dos recientes obras mayores, ¡Rompe, Ralph! y Frozen. Aquí, Chris Williams y Don Hall narran la historia de Hiro Hamada, un jovencito prodigio de 14 años que vive en una ciudad distópica llamada San Fransokyo y que decide montar un grupo de superhéroes para vengar la muerte de su hermano. La que sí viene directamente de Japón es Stand by me, Doraemon, que también se estrena el 19 y que lleva al popular gato cósmico y sus amigos al 3D. El filme, verdadero taquillazo en el país nipón, narra los orígenes de la saga, en una adorable fábula sobre los viajes en el tiempo: el niño Nobita recibe la visita de su tataranieto Sewashi, llegado desde el siglo XXII, quien, ante las escasas luces de su antepasado, y en previsión de que pueda fastidiarlo todo, le entrega un robot con forma de gato (y algo de mapache) para que ayude al torpe Nobita a salir de sus líos y así garantizar el nacimiento de su descendiente.

Pero si hablamos de taquillazos, cabe esperar que uno de los más gordos venga servido por la tercera y última entrega del El hobbit de Peter Jackson: La batalla de los cinco ejércitos se estrenará en solitario el miércoles 17 con la pirotecnia habitual y los ínclitos Martin Freeman, Ian McKellen y Richard Armitage en el reparto. Bilbo Bolsón, Gollum, Thorin, Sauron, los enanos y todos los demás libran la batalla definitiva que abrirá las puertas a la épica El señor de los anillos. Aunque no menos impacto en taquilla se espera de Éxodo: dioses y reyes, la epopeya antiguotestamentaria de Ridley Scott, rodada en Tabernas y que se estrena ya el próximo viernes 5. Christian Bale, Joel Edgerton, Aaron Paul, Sigourney Weaver, Ben Kingsley, John Turturro, María Valverde y un sin fin de secundarios de lujo integran el reparto de esta lectura de la vida de Moisés y la salida de Israel de Egipto, en busca de la Tierra Prometida. Con la música de Alberto Iglesias, el filme promete satisfacer a los nostálgicos del peplum bíblico.

Más allá de los fuegos de artificio y del más difícil todavía en pantalla grande, en busca de la experiencia total, y al cabo propio de estas fechas, la cartelera navideña propone también películas más pequeñas y de indiscutible interés cinematográfico, a cuenta sobre todo de sus realizadores. También el próximo viernes 5 se estrena, como es ya litúrgica costumbre, la nueva cinta de Woody Allen, Magia a la luz de luna, donde el neoyorquino recupera uno de sus temas favoritos: el ilusionismo, con el que bordado títulos como La maldición del escorpión de Jade. Aquí, Colin Firth encarna a un mago inglés que, en la Francia de los años 20, está dispuesto a desenmascarar a una médium de éxito, a la que interpreta Emma Stone. Además del asunto mágico, el filme visita de esta manera otros lugares comunes de la filmografía de Woody Allen; esta vez, eso sí, con traje de época.

Quien sí ejerce un notable cambio de rumbo es Tim Burton, quien, entregado en los últimos años a los vaivenes más góticos de vampiros, Alicias y Frankenweenies, asume un tono más cercano a Big Fish en otro big: Big Eyes, protagonizada por Amy Adams y Christoph Waltz, y con estreno señalado justo para el 25 de diciembre, narra el caso real del matrimonio formado por Margaret y Walter Keane. En los años 50 y 60, él logró un gran éxito como pintor gracias a sus retratos de niños con grandes ojos; pero, algún tiempo después, se descubrió que en realidad era ella quien hacía los cuadros, aunque ambos acordaron que los firmara él dada su facilidad para el marketing y, por tanto, para multiplicar el valor económico de sus obras. El caso supuso en su momento un gran escándalo, y Burton lo cuenta a su manera en la que, según la crítica, es su película más humana desde Ed Wood. Lo que no es precisamente poco. El mismo 25 de diciembre se estrena también la segunda película de Angelina Jolie como directora, Invencible, un biopic histórico con guión de los hermanos Coen en el que Jack O'Connell interpreta a Louis Zamperini, quien participó en los Juegos Olímpicos de 1936 para luego alistarse en las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos con el fin de luchar en la Segunda Guerra Mundial (y que terminó secuestrado por los japoneses después de estrellarse en el Pacífico). Y también el mismo día de Navidad se estrena Noche en el museo 3, nueva oportunidad para ver en pantalla grande y disfrutar del no menos grande Robin Williams.

En una orilla bien distinta, cabe reseñar La señorita Julia, adaptación de la obra de Strindberg dirigida por la musa de Ingmar Bergman, Liv Ullmann, y protagonizada por Jessica Chastain. El cine español, como decíamos, no ofrece muchos títulos, pero conviene apuntar Los fenómenos, de Alfonso Zarauza, con Lola Dueñas y Luis Tosar, presentada en el pasado Festival de Málaga y con estreno también el 12 de diciembre; y Musarañas, terrorífica aproximación a la agorafobia y la opresión religiosa dirigida por Juanfer Andrés y Esteban Roel, protagonizada por Macarena Gómez y, de nuevo, Luis Tosar, presentada en el pasado Festival de Sitges y con estreno el 25 de diciembre. Eso sí, el 2 de enero se estrena Messi, el esperado documental sobre el futbolista que dirige Álex de la Iglesia y en el que comparecen leyendas del balompié como Maradona y Cruyff. Antes, el 1 de enero, el cine europeo propone dos títulos bien distintos: Se nos fue de las manos, enésima comedia francesa sobre adultos metidos en problemas a cuenta de niños, dirigida por Philippe Lacheau (a su vez, protagonista) y Nicolas Benamou; y Walesa, la esperanza de un pueblo, biopic del legendario sindicalista polaco dirigido por el veterano Andrzej Wajda que narra la revolución que orquestó Solidaridad en los 70 contra el asfixiante sistema comunista controlado por la URSS. Eso sí, si no quieren complicarse la vida, nada más que ir a ver el día de Reyes, con todo los regalos a cuestas, a ver Paddington, las aventuras del tierno osito en Londres, con una Nicole Kidman metida a villana. Y hoy paz y después, gloria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios