Actual

Washington Irving vuelve a Granada

  • Una magna exposición en el Palacio de Carlos V conmemora el 150º aniversario de la muerte del autor de 'Cuentos de la Alhambra' y uno de los grandes precursores de los viajeros románticos del siglo XIX

Washington Irving, aquel viajero incansable que puso Granada en el mapa del mundo y se convirtió en su gran altavoz con sus Cuentos de la Alhambra, regresa a la ciudad 150 años después de su muerte y 175 años después de la publicación de uno de los libros que más turistas han conseguido para Andalucía. El Patronato de la Alhambra y el Generalife muestra desde ayer, en el Palacio de Carlos V, una magna exposición que durará hasta el próximo mes de febrero no sólo en torno a la figura y la obra de Washington Irving, sino en torno a muchos de sus contemporáneos y, especialmente, los viajeros románticos. Granada vuelve a ser una ciudad soñada.

Diarios de viaje del escritor y diplomático norteamericano, cuadros, retratos, cartas, grabados, primeras ediciones de algunos de sus libros, pinturas de la Alhambra que parecen oníricas por el tamaño desmesurado de las cosas o documentos oficiales de la época se exhiben en la exposición Washington Irving y la Alhambra 1859-2009, que fue inaugurada ayer por la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, y que atrajo un gran número de periodistas procedentes de todo el país. También estuvo presente Elise Böeger-Irving, tataranieta de un hermano del escritor.

Washington Irving vino a España con la intención de escribir la primera biografía sobre Cristóbal Colón. Después de arduos meses de trabajo, logró concluirla en Madrid. Como auto-homenaje, decidió visitar Granada, la ciudad por la que se sentía extrañamente atraído. Antes de llegar a la ciudad, estuvo en La Rábida y Sevilla. Luego, en Granada, se sintió fascinado por su historia, por su elegancia monumental y por sus personajes.

"En la Alhambra encontró la inspiración para su creación literaria", señaló ayer Rosa Torres. "Cuando escribió Cuentos de la Alhambra, el libro fue rápidamente traducido a otros idiomas y despertó el interés de los viajeros por conocer Granada".

Cuentos de la Alhambra, a juicio de la consejera, "era un estupendo libro de viajes y un valioso cofre de la memoria oral andaluza. Era un fresco costumbrista". Irving, al mismo tiempo, con una mentalidad que podría ser la de un hombre de hoy, también se dio cuenta de la necesidad de protección que tenía el monumento, por entonces completamente abandonado por el Estado, propietario del recinto, y su avanzado deterioro. El autor de Sleepy Hollow vio con sus ojos de extranjero la enorme hermosura del paisaje que los habitantes locales no percibían.

En la muestra, comisariada por Pedro Galera, Antonio Garnica y Javier Villoria, han colaborado instituciones como el Museo del Prado, la Hispanic Society of America de Nueva York o la New York Public Library. Muchos de los objetos que se muestran llegan a Granada por primera vez.

El visitante a la exposición puede contemplar cartas escritas del puño y letra de Washington Irving, algunos de sus diarios de viajes. La muestra, en su conjunto, que también incluye cuadros de artistas como Eduardo García Guerra, Girault de Prangey, Marius Engaliére o Eduard Gerhardt, entre otros, ofrece una verdadera sensación de realidad en torno al Romanticismo. El tiempo en el Palacio de Carlos V regresa a comienzos del siglo XIX y el espectador casi puede tocar los objetos de otro tiempo y de otro mundo.

Elise Böeger-Irving consideró que era "magnífico" que en España todavía se recuerde con tanta vehemencia la figura de Washington Irving, cuyos restos reposan hoy en un cementerio de Nueva York.

Paralelamente a la exposición, a lo largo de los próximos meses habrá un buen número de actividades en torno a la figura de Washington Irving, como conciertos, conferencias, la edición de libros especializados o un simposio de expertos que se celebrará en 2010.

La directora de la Alhambra, Mar Villafranca, señaló ayer que Irving "fue el gran divulgador de la Alhambra" e indicó que Cuentos de la Alhambra es uno de los libros que más se llevan los visitantes del conjunto monumental. 175 años después de su publicación, las historias de Irving vuelven a tener vida en Granada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios