Woody Allen se pronuncia sobre la polémica de Rubiales: "Es difícil entender que una persona pueda perder su trabajo por dar un beso"

Polémica

En una entrevista promocional, el neoyorquino asegura que el motrileño no ha asesinado a nadie

La madre de Rubiales recibe el alta médica y deja el hospital acompañada de su hijo

Woody Allen a su llegada a Venecia.
Woody Allen a su llegada a Venecia. / Ettore Ferrari / Efe
R. G.

04 de septiembre 2023 - 17:29

La polémica de Rubiales sigue traspasando fronteras. No solo la prensa internacional se ha hecho eco del beso, ahora también ha llegado a otros ámbitos, como la cultura. Como parte de la presentación de su nueva película Coup de chance, Woody Allen se encuentra inmerso en una gira de entrevistas promocionales que, en el caso de España, ha terminado por girar alrededor del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

En una entrevista a El Mundo, el neoyorquino, que reconoció tener constancia solo por la prensa, se mostró tajante asegurando que "es difícil entender que una persona pueda perder su trabajo y ser penalizada de esa manera por dar un beso a alguien" y prosiguió añadiendo que "si fue inapropiado o demasiado agresivo, hay que decirle claramente que no haga eso y que se disculpe. No es que haya asesinado a alguien".

Coup de chance llega a Venecia tras haber sido rechazada por el Festival de Cannes en mayo pasado debido a la polémica que sigue persiguiendo a Woody Allen por las acusaciones de abusos sexuales de su hija adoptiva Dylan Farrow, unos hechos supuestamente ocurridos en 1992 y por los que fue exonerado en su día. No obstante, la onda expansiva del #Metoo y la difusión de un documental de HBO en 2021 centrado en la versión de Dylan Farrow y su entorno, han reavivado la polémica en los últimos años hasta el punto de que Allen ha tenido serias dificultades para financiar sus últimas películas y para vender sus memorias en Estados Unidos.

Su anterior filme, Rifkin's Festival, lo rodó en España, de la mano de la productora catalana Mediapro y con Coup de chance, su película número 50, ha regresado a París, donde filmó algunas escenas de Everybody says I love you (1996) y donde transcurría Midnight Paris (2010).

"Las películas que me gustan, desde joven, son europeas, el cine francés, italiano, sueco, toda mi vida he querido hacer películas como los europeos", ha dicho el director de Manhattan o Annie Hall que, a sus 87 años, no ha descartado volver a rodar en Nueva York en el futuro. "Tengo una idea muy buena para Nueva York, si alguien sale de la sombra y se ofrece a financiarme sin hacer demasiadas preguntas, si algún incauto me pone el dinero sobre la mesa, la haría", ha dicho exhibiendo su habitual ironía.

Un sentido del humor que está presente también en Coup de chance, una comedia negra en la que Allen mantiene la chispa para contar las contradicciones del amor burgués y heterosexual. La trama gira en torno a un matrimonio aparentemente ideal, interpretado por Lou de Laâge y Melvil Poupaud, que se ve amenazado cuando un antiguo compañero de instituto de ella aparece por casualidad en su vida.

También te puede interesar

stats