Actual

El argentino Eduardo Sacheri gana el Premio Alfaguara con 'La noche de la usina'

  • El autor de 'El secreto de sus ojos' logra el galardón por una historia de perdedores "con más dignidad que inteligencia"

Siete u ocho ilusos, comandados por una antigua estrella del fútbol, se alían para vengarse de quienes les ha estafado. Esa es la trama de La noche en la usina, la novela "semipoliciaca" con la que Eduardo Sacheri ha ganado el premio Alfaguara y que protagonizan los "perdedores" que tanto le gustan.

Sacheri (Buenos Aires, 1967) es autor de la novela El secreto de sus ojos y del guión que llevó al cine con ese mismo título Juan José Campanella, así que, dice riéndose en una entrevista, "igual podía cumplirse el dicho de 'no hay dos sin tres' que el de 'a la tercera va la vencida'". "Estoy muy contento. Tenía un enorme deseo de ganarlo pero no tenía la menor idea de si iba a poder ser. Siempre hay muchos postulantes porque es un premio muy prestigioso y ganadores de mucha valía", confiesa el escritor, guionista -Futbolín- y profesor de Historia.

La noticia le despertó a las seis y media de la mañana y tuvo que pedirle "cinco minutos" a la presidenta del jurado, Carme Riera, para poderle explicar a su mujer que le llamaban de España porque se había presentado al galardón y "esta vez" lo había ganado. "Creía que era imposible porque los ganadores de las dieciocho ediciones anteriores son muy buenos. Espero estar a la altura", desea.

La novela ganadora del premio, explica el autor, comienza en 2001, cuando Argentina determina el "corralito" para los ahorros de sus habitantes, y de esa época ha querido recuperar "la desolación" que él sintió cuando, con su hija de un año en brazos, pensó que no sabía cómo iba a sacarla adelante.

Luego imaginó a un pequeño grupo de gente de un pueblo de la provincia de Buenos Aires que se conjura para recuperar lo que sienten que les han robado. "Es una historia que tiene un costado policial, de suspense, pero estoy más interesado en la cuestión humana que en la policial en sí", relata. La noche de la usina -central eléctrica- tiene también algo de comedia "porque no es gente que sepa urdir un plan y menos algo delictivo. Es el tipo de personajes que me gusta a mí y con el que me siento mas identificado, es decir, con más dignidad que inteligencia".

El relato, de unas 300 páginas, es "muy dinámico" porque así le gustan a él: "Historias donde suceden cosas, dándole mucha importancia a los personajes y a la elección de las palabras, a la forma clásica", detalla. Es una obra "más bien coral" aunque hay un personaje principal, Fermín Perlassi, un jugador de fútbol -otra de las constantes de sus relatos- que fue conocido en los años 60 y ahora vive en su pueblo de mil habitantes en la Pampa de Buenos Aires. "Son siete u ocho ilusos que sienten que tienen que hacer algo para reparar, para vengar lo que les han hecho, una estafa en toda regla casi antes de empezar a desarrollar el proyecto que les permitiría salir de la crisis que genera el 'corralito'".

Le gustaría, como ya sucedió con El secreto de sus ojos, que tuvo el Oscar a la mejor película extranjera, que La noche de la usina se convirtiera en película. "Ojalá lo fuera ya", bromea. Sacheri, licenciado en Historia, sigue ejerciendo como profesor de Historia en la universidad y en Secundaria -"me convertí en escritor de ficción un poco por accidente"- aunque admite que ya "no muchas horas", porque los libros y los guiones le llevan mucho tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios