Artistas de Granada | Asunción Jódar Los supremos gestos de lo eterno

  • Asunción Jódar es una audaz investigadora que juega con el arte para descubrir territorios que fueron pisados y dejaron sus huellas imborrables para provocar otra mirada, llena de verdad

Asunción Jódar en su última exposición Asunción Jódar en su última exposición

Asunción Jódar en su última exposición / Antonio L. Juárez / PhotographersSports

No puedo sustraerme, una vez más, a las palabras de Juan Ramón Jiménez cuando afirmó: "Actual, es decir, clásico; es decir, eterno". El poeta de Moguer estaba, sin querer, definiendo la realidad artística de Asunción Jódar. Clasicismo y actualidad son términos que no pueden ser contrarios si en ellos anida la verdad creativa, la conciencia artística, el rigor y la seguridad. Todo esto confluyen en la obra de esta artista granadina, un nombre de referencia en el arte de la ciudad pues, a su labor de artista en ejercicio hay que unir la de investigadora nata y la de profesora en la Facultad de Bellas Artes de Granada.

Es, por tanto, una de las garantes de que la institución universitaria oferte la amplitud de miras estéticas que patrocina y que los alumnos encuentren caminos de absoluta autenticidad  en el conocimiento del arte y la creación artística. Después la realidad y conciencia creativa de cada uno actuará como sea. Ella es una de las artífices de que el poder generador que existe en la Facultad esté perfectamente encauzado desde el conocimiento y el valor del trabajo poderoso, asentado en los principios absolutos del arte de siempre y que estos sirvan para proporcionar los elementos claros, justos y necesarios  de una modernidad que conjugue ayer y mañana en un hoy expectante y con fundamento.

Asunción Jódar, nacida en Lorca pero granadina casi desde siempre, estudio Arte en la Universidad Complutense de Madrid para, más tarde, alcanzar el doctorado en la granadina. Antes había cursado Profesorado de EGB en Murcia. Hoy es una lúcida y acertada profesora en la que los jóvenes confían por saberse acercados a los entresijos de la historia artística desde donde se obtiene la visión arqueológica que se extrapola para formalizar una realidad que ella plantea con el conocimiento y la verdad de la que bucea en un arte sin tiempo ni edad. Los trabajos de Jódar recrean un tiempo pasado que suscribe hoy argumentos de una realidad inmediata para seguir marcando rutas de una historia verdadera a la que ella concede suprema emoción.

Un conjunto elaborado por la profesora de la UGR Un conjunto elaborado por la profesora de la UGR

Un conjunto elaborado por la profesora de la UGR / G. H.

La Antigüedad renace en sus dibujos, lo clásico se vuelve moderno para verificar la eternidad de los momentos representados. La artista profesora ha indagado en los más significativos estamentos culturales del mundo para extraer los fundamentos que contienen los gestos que nos han quedado y que fueron testimonios de una creación artística a la que, la propia historia, ha concedido visos de eternidad.  Egipto, Bizancio, Grecia, Macedonia, Chipre... Centros neurálgicos de un pasado esplendoroso que llevó al arte a una situación de infinita atemporalidad son escenarios habituales donde se patrocina la obra de Asunción Jódar. Las artes plásticas allí desarrolladas son visualizadas por la artista para encontrar los argumentos definitivos de una obra que, en sus manos, otean nuevos horizontes.

Con una capacidad técnica ilimitada para poder afrontar cualquier situación, con un dibujo portentoso, cálido, elegante, definidor y exacto suscribe los registros de una realidad pretérita que en sus manos se abren a latitudes imperecederas. Tras los espectaculares esquemas dibujísticos, Asunción Jódar dispone una rigurosa paleta en la que el color, aquel color de mínimos que se encuentran en los testimonios arqueológicos, surgen determinantes para posicionar una nueva realidad que estructura la visión de un pasado que se vuelve inmortal.

Su pintura ilustra el tiempo, materializa los posibles desajustes que el discurrir haya diluido y mantiene expectantes y nuevos los argumentos de una pintura que vuelve a renacer esplendorosa.  Sin embargo, el trabajo de la artista no es una copia fiel de lo que la historia del arte ha dejado; ni mucho menos; es el patrimonio visual de una artista que se ha introducido en los recovecos del tiempo para identificar un legado que ella manipula minuciosamente con objeto de dotarlo de identidad propia. Asunción Jódar no copia el legado histórico, lo transforma, lo idealiza o le da nuevas cartas de naturaleza. En sus obras la historia y el tiempo son elementos nuevos, unos organismos generadores  delos que ella se vale para introducir las fórmulas nuevas de un arte muy particular. 

Una imagen de la creadora Una imagen de la creadora

Una imagen de la creadora / G. H.

La creadora, además, nos hace participar de una pintura en la que se muestra una iconografía personal que contrasta, se inmiscuye, hace guiños de complicidad, con espacios temporales que le sirven de apoyo escénico. De esta manera, su pintura amalgama situaciones, patrocina esquemas yuxtapuestos, organiza diálogos previsibles y abre infinitas nuevas perspectivas.

Jódar es una audaz investigadora que juega con el arte para descubrir territorios que fueron pisados y dejaron sus huellas imborrables para provocar otra mirada, llena de intencionalidad y verdad,  que argumente una realidad artística que, en sus manos, no solamente se volverá eterna, sino que patrocinará un nuevo discurso estético donde la modernidad, el arte contemporáneo y sus ilimitados horizontes se adentrarán en las posiciones de lo antiguo, fundiendo sus fronteras. La pintora es, en definitiva, una artista de hoy que se vale de las máximas argumentaciones del pasado hasta crear una obra con los supremos gestos de lo eterno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios