Actual

El conde de Tendilla, 500 años del primer alcaide de la Alhambra

  • Un congreso repasa la figura de Íñigo López de Mendoza, con la presencia de más de 50 expertos de su tiempo histórico

Íñigo López de Mendoza (1442-1515) fue el II conde de Tendilla, además de primer alcaide de la Alhambra y capitán general del Reino de Granada. Más de 50 expertos participan desde ayer en un congreso internacional para revisar su vida y su obra coincidiendo con el V centenario de su muerte. También para lanzar la petición de que se cambie el callejero de la ciudad, ya que su calle, paralela a la de su íntimo enemigo El Gran Capitán, aparece como Conde de Tendillas, con una 's' de más. Donde no hay errata es en la placa conmemorativa del enterramiento del conde de Tendilla, que fue descubierta ayer en la iglesia del Convento de San Francisco.

"La historia sirve para saber leer un periódico", comenzó Rafael Peinado Santaella, presidente del Centro de Estudios Históricos de Granada, en el acto inaugural del Congreso Internacional El Conde de Tendilla y su tiempo, organizado por el Patronato de la Alhambra junto a la Universidad de Granada, el Centro de Estudios Históricos de Granada y su Reino, la Sociedad Española de Estudios Medievales y el MADOC.

El II conde de Tendilla y I marqués de Mondéjar fue el primer gobernador de la Alhambra, al ser nombrado por los Reyes Católicos alcaide de la fortaleza nazarí y capitán general del Reino Granada, desde 1492, cargo que quedó controlado por sus descendientes hasta la expulsión de los moriscos. Además, también tuvo un protagonismo de primer orden en el Ayuntamiento de Granada como cabeza de uno de los dos bandos que se disputaban el control de la institución municipal. Militar, diplomático, político y humanista, don Íñigo López de Mendoza fue uno de los personajes decisivos en los primeros años del dominio castellano.

"Los que reflexionan sobre el uso público de la historia coinciden en que en este país se abusa de las conmemoraciones, pero en este caso es una figura que lo merece, un hombre dotado de una gran inteligencia política en un tiempo convulso, fue uno de los gobernantes que supo ver que la política contra los moriscos era matar a la gallina de los huevos de oro", continuó Peinado Santaella en su intervención.

Reynaldo Fernández, director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, destacó por su parte que una de sus principales hazañas fue "recuperar y contextualizar las diferentes facetas que ejerció como político y militar, pero también como mecenas de las artes".

Además. la delegada de la Junta de Andalucía, Sandra García, subrayó que este encuentro permitirá descubrir nuevas miradas sobre el conde de Tendilla, un hombre que representa un nuevo tiempo histórico, una nueva Granada". La Rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, explicó que el congreso internacional servirá de escenario para reflexionar sobre "nuestro pasado y sobre los personajes que influyeron en nuestra historia", señaló. "En los tiempos actuales, en los que sólo se da valor a lo inmediato, a una investigación que puede suponer una patente, es importante reflexionar sobre la historia, una herramienta importante del conocimiento", continuó la rectora en un acto en el que también participaron el concejal de Cultura, Juan García Montero; y el teniente coronel del MADOC, José Carrasco Gabaldón, que confesó sentirse como el sucesor del conde de Tendilla en Granada. "Desde el punto de vista militar intervino en todas las campañas de Granada, con anécdotas como pintar las murallas de Alhama con unas láminas para camuflar su deterioro, un militar adelantado a su época que acuñó papel moneda", afirmó Carrasco Gabaldón, para quien este quinto centenario servirá para recuperar la figura de "un gran militar, fiel a sus reyes y con una austeridad a prueba de bomba".

De hecho, "sólo se permitió invertir en el mausoleo de su hermano mientras que el suyo es una honesta lápida", continuó el responsable del MADOC sobre una figura paralela a otro personaje del que también se celebra el V aniversario de su muerte, El Gran Capitán. Ambos acabaron enfrentados, pero sus calles y sus efemérides siguen yendo en paralelo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios