Actual

Las diatribas de un treintañero se alzan con el premio de Cómic del IAJ

  • Daniel Diosdado gana el certamen con la obra 'Voy tirando' en una edición que ha supuesto "un salto de calidad"

Comentarios 1

Un joven de treinta y tantos que sufre una profunda crisis personal. Es el retrato robot de toda una generación y de Voy tirando, de Daniel Diosdado, la obra ganadora del Certamen de Cómic Desencaja que organiza el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ). "Es una obra moderna, en la línea de lo que se hace en los países punteros en cómic pero con estilo propio, sin copiar, con trazos limpios y un argumento nada facilón y muy intimista", recalcó ayer Juanjo de la Iglesia, periodista de y miembro del jurado junto a Belén Ortega (dibujante); José María Carrascosa (editor de Viaje a Bizancio Editorial) y Alejandro Casasola (director del Salón Internacional del Manga). Por su parte, el coordinador del IAJ en Granada, Guillermo Quero, explicó que las catorce modalidades de los premios Desencaja suponen una muestra del nivel de los jóvenes artistas andaluces. En el caso del cómic, la edición de este año supone un avance artístico respecto a la pasada edición. "Este año hemos encontrado mucho nivel en todos los trabajos, ha habido más calidad porque en la pasada edición no había ningún cómic con textos", dijo Alejandro Casasola. "En cambio, la obra ganadora de este año es un trabajo muy definido, muy completo y se ajusta perfectamente a las bases del concurso respecto a que debe tener prevista una extensión final de un mínimo de 38 páginas y un máximo de 46", continuó Casasola.

Daniel Diosdado recibirá 3.000 euros en concepto de derechos de autor y la publicación de su Voy tirando en la editorial sevillana Viaje a Bizancio, con la que firmará además un contrato. "Este tipo de incentivos son los más importantes porque el premio económico nos lo podemos gastar en vino", apostilló Juanjo de la Iglesia en la línea gamberra de Caiga quien caiga, programa del que fue reportero. "En el mundo del cómic estamos a la altura pero hace falta engrasar la maquinaria para que la industria del tebeo esté a la altura de los creadores", concluyó De la Iglesia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios