Doble de riesgo

Jazz

La pianista y compositora madrileña Marta Sánchez confirma su excelente trayectoria jazzística de la mano de dos álbumes, uno de ellos como integrante del cuarteto del gran David Murray 

Las nuevas exploraciones indo-jazz de John McLaughlin con Shakti

La pianista y compositora madrileña Marta Sánchez.
La pianista y compositora madrileña Marta Sánchez. / Larisa López
Salvador Catalán

23 de junio 2024 - 06:00

La ficha

MARTA SANCHEZ TRIO

“PERPETUAL VOID”

Marta Sanchez, piano

Chris Tordini, contrabajo

Savannah Harris: batería

DAVID MURRAY QUARTET

“FRANCESCA”

David Murray: saxo tenor, clarinete bajo

Marta Sanchez, piano

Luke Stewart, contrabajo

Russell Carter, batería

Intakt, 2024

Asentada como una de las esenciales referencias del jazz español, la pianista y compositora madrileña Marta Sánchez lleva más de una década arrojando motivos que sustentan esa relevante disposición. Desde su inicial vertiente colaborativa hasta la actualidad, pasando por el punto de inflexión que marcó su beca Fulbright en 2011 para cursar un máster en interpretación de piano jazz en la Universidad de Nueva York, la obra de Sánchez ha venido desplegándose con consistencia, constatada en los aplaudidos cuatro álbumes a la cabeza de su quinteto: Partenika (2015), Danza Imposible (2017), El Rayo de Luz (2019) y SAAM (Spanish American Art Museum) (2022).

Pero Sanchez nunca ha sido una creadora conformista. Y la necesidad de afrontar nuevos riesgos encontró en la muerte de su madre en diciembre de 2020, un doloroso pero inspirador motivo para indagar en el sentido de su vida. Años de severo insomnio generaron una angustia existencial cuyo balance creativo se concreta ahora en el explícito Perpetual Void (2024), su quinto álbum como líder, primero a la cabeza de su trío y debut en el reputado sello suizo Intakt. El trabajo invita a sumergirse en el brillante pianismo de Sánchez como nunca lo habíamos podido hacer antes. Desconectada del habitual quinteto que resaltaba sus sobresalientes vertientes como compositora y arreglista, este acoplado trío junto a Chris Tordini (contrabajo) y Savannah Harris (batería) destapa un catálogo de formas entre las que figuran su segura relación con contrapunto y polirrítmia así como una ensamblada combinación de técnica e inventiva, canalizada a través de un discurso oblicuo, deconstructor, penetrante y siempre imprevisible. Títulos como The Absence of the People You Long For, I Don´t Want to Live the Wrong Life and Then Die o 3:30 AM (la hora de la madrugada en la que su desvelo se manifestaba con más crudeza) formulan sin tapujos una situación emocional canalizada a través de once composiciones propias que trocan duelo por superación de la mano de un trabajo inspirado y sin fisuras. 

Portada de 'Francesca'.
Portada de 'Francesca'.

Dos meses después de grabar Perpetual Void los días 8 y 9 de septiembre de 2023, Marta Sánchez regresó al estudio de grabación para asumir otro reto: ceder su rol protagonista y convertirse en miembro de pleno derecho del cuarteto del coloso David Murray, recordemos, uno de los más decisivos saxofonistas y clarinetistas del último medio siglo. Dedicado a su esposa y registrado también para Intakt, Francesca (2024) suscribe la enésima evidencia del formidable y sincrético poderío compositor e interpretativo de Murray. La integración de Marta Sánchez en un cuarteto del que también forman parte el contrabajo del activo Luke Stewart (miembro de Silt Trio, Blacks’ Myths o los más que recomendables Irreversible Entanglements) y la batería de Russell Carter es absoluta, guiada por una partitura que reafirma sin erosión alguna su magistral capacidad para saltar del torrencial ataque –Come and Go lo ejemplifica– a la cercana caricia, tanto en el saxo tenor como en un clarinete bajo que goza de protagonismo en capítulos como el delicioso Shenzhen. Siete composiciones del líder y una brillante adaptación, también al clarinete bajo, de Richard’s Tune –el homenaje de otro gigante, ya desaparecido, Don Pullen, al fundador de la AACM, Muhal Richard Abrams–, enmarcan una secuencia en la que Sanchez expone su facultad para generar espacios disruptivos pero también para expresarse sobre progresiones armónicas al uso. Por no hablar del tándem Stewart & Carter, cuya lúcida labor se antoja primordial en una propuesta tan dinámica como la que ofrece un Francesca en el que vuelve a significarse por enésima vez la importancia que la familia tiene para Murray, constatada tanto en el título de este, de nuevo, magnífico álbum como en el brindis a su hijo en Free Mingus. 

También te puede interesar

stats