Actual

El nuevo sello editorial Tleo nace como empresa de nueva generación

  • La iniciativa granadina presenta sus cuatro primeros títulos con apoyo de escritores como Saramago o Antonio Gala

Comentarios 4

La novel compañia editorial Tleo presentó ayer los cuatro primeros títulos con los que comienza su nueva andadura: la novela Laura en tu blog; El imaginario europeo de la imprenta en Asia, un ensayo de Francisco de Paula; el poemario Calle cortada, de Juan Vellido, y 12 historias por contar, una serie de relatos de doce desconocidos escritores.

Editorial Tleo quiere concebir el libro como un ente aglutinador de todos los mundos creativos; es decir, como conciliador de la palabra, la estampa, la fotografía, el dibujo, la pintura, el diseño, el grafismo y los oficios artesanos que hacen posible la edición. Pero también pretende ser el reencuentro de dos universos: el del libro clásico y mimado por los impresores tradicionales, y el del libro moderno, cuasi virtual de las redes de Internet.

Una empresa innovadora, que basa su existencia en la nueva era en la que ha entrado la literatura. Tleo es un proyecto moderno, lo que se puede intuir con tan solo ver su nombre, proveniente de abreviaturas de caracteres. La editorial pretende seguir trabajando en esta línea, apostatando por las nuevas tecnologías y las inconmensurables pistas de Internet, para realizar tiradas en función de las necesidades de cada autor.

El director literario de Editorial Tleo, Juan Vellido, y la editora del proyecto, Teresa González Vázquez aseguraron en la rueda de prensa que abrirán las puertas a nuevos valores, y que gracias a los nuevos sistemas de impresión y encuadernación "esta editorial está lista para realizar una tirada corta en cuestión de tres días", un sistema revolucionario que logrará dar versatilidad e inmediatez a proyectos actuales, y no necesariamente de grandes dimensiones. Con los nuevos sistemas de producción editorial, Tleo puede realizar todo el proceso del libro, desde el diseño y la maquetación hasta la impresión y la encuadernación en los mismos locales, lo que permite al mismo tiempo abaratar costes y ajustar las tiradas según las demanda del mercado.

La editorial quiere revolucionar el concepto de libro de autor con cuatro propuestas originales e innovadoras. Tleo, Laura, en tu blog encabeza la lista, un volumen colectivo en el que han colaborado 29 autores, entre los que se encuentran nombres de la talla de José Saramago, Antonio Gala o Rafael Guillén. El proyecto también ha sido apoyado por artistas no pertenecientes al mundo de la literatura, como el actor Juan Echanove o el dibujante Francisco Martinmorales. Una quimera literaria en la que Laura consigue mezclar la realidad y ficción, indefectiblemente entrecruzadas en una fábula que sobrepasa las páginas táctiles para continuar en la red. Laura deja paso al ensayo, El imaginario europeo de la imprenta en Asia, del historiador de la tipografía Francisco de Paula Martínez Vela que propone un análisis sobre textos históricos de la visión que sobre la imprenta y su invención hemos creado en Europa a lo largo del tiempo. Contraponiéndose totalmente a estos dos anteriores títulos aparece Calle Cortada de Juan Vellido, poemario publicado como clamor del triste y aciago universo de las jeringuillas. Y por último, 12 historias por contar, con el cual Tleo publica doce relatos de jóvenes autores con libertad absoluta para escribir pero que casualmente encontraron en un tono trágico y ligeramente oscuro su factor común. Con este libro la editorial da la oportunidad a doce autores que sueñan con ser escritores, poniendo de manifiesto la filosofía base del proyecto Tleo: revolucionar el mundo del libro proponiendo aire fresco dando cabida a nuevos sistemas, autores y formas de contar historias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios