Actual

Los 5 elementos bajo cero

  • Hay compuestos con los que convivimos día a día, como el hielo en sus distintas variedades y que son los más gélidos

Una de las preguntas más recurrentes a la hora de hablar de las temperaturas es aquella que viene motivada por saber cuáles son los elementos que más frio pueden alcanzar. Son cincos y para los desconocedores de los elementos ciéntificos puede parecer un enigma, aunque son sustancias o materias muchos más cercanas de lo que se piensa.

En primer lugar se encuentra el hielo. El hielo de agua, que se obtiene a una temperatura de 0 grados centígrados. Su aplicación suele ser la conservación de alimentos y el enfriamiento de bebidas.

En segundo lugar otra de las variantes del hielo, el hielo seco. También conocido como nieve carbónica, es el estado sólido del dióxido de carbono. Tiene una temperatura de -78 grados centígrados. Se aplica en la conservación de vacunas, el transporte de alimentos congelados, el refrigerado extremo de sistemas informáticos, el refrigerado de helados en carritos, el humo de las películas de terror y el de los conciertos.

Otro elemento y que ocupa el tercer puesto dentro del ranking es el nitrógeno líquido. El estado líquido del nitrógeno molecular, que se obtiene a -195 grados centígrados. Se emplea en la conservación y transporte de comida, la conservación de cuerpos, células reproductivas y muestras biológicas; en astrofísica se emplea para refrigerar los detectores CCD y disminuir el ruido instrumental y también se aplica a la criónica, o la congelación de cuerpos humanos tras su muerte.

Es el helio líquido el que ocupa el cuarto y penúltimo lugar en esta fría lista. Es el único líquido que no solidifica a presión normal: incluso a cero absoluto se mantiene líquido y hay que recurrir a un aumento de la presión para solidificarlo. Su temperatura es de menos 267,81 grados centígrados y se usa para refrigerar a temperaturas extremadamente bajas, como requiere la investigación criogénica o el estudio con imanes superconductores. También se emplea para refrigerar reactores nucleares y en aplicaciones médicas de la imagen por resonancia magnética.

Por último y por tanto el más frío de todos los elementos es el fondo cósmico de microondas. Se trata de una radiación que baña todo el Universo, se encuentra a 270 grados bajo cero y presenta la misma apariencia miremos en la dirección que miremos. Fue detectada en 1965 y se considera un remanente de los primeros instantes de la formación del Universo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios