Arte

Trascendentes vivencias artísticas

  • Carmelo Trenado aporta serenidad, madurez y sensatez a un trabajo artístico que nos hace transitar por los espacios eternos de una arte sin tiempo

  • El espacio, espléndido

Exposición de Carmelo Trenado en Fuente Álamo. Exposición de Carmelo Trenado en Fuente Álamo.

Exposición de Carmelo Trenado en Fuente Álamo. / Bernardo Palomo

El Arte que tiene lugar en la EspaBuena, muy buena, la exposición que se presenta en la Sala de Exposiciones José Hernández de la localidad murciana de Fuente Álamo. Lo es por varias razones. En primer lugar, como no podía ser de otra manera, por la contundencia creativa de la obra de Carmelo Trenado que, allí, se presenta. Además, es una muestra que sobresale de una manera muy significativa porque se presenta en unos espacios expositivos de primerísima categoría; unas salas con todos los planteamientos museográficos que pueden acoger, con rigurosidad y sentido, cualquier sistema artístico; un centro, en definitiva, de los que no son habituales, ni siquiera en ciudades y poblaciones de mayor entidad. Por lo tanto, una espléndida exposición con el máximo sentido tanto por lo que ofrece como por donde se ofrece.

Se trata de una espléndida exposición con el máximo sentido tanto por lo que ofrece como por donde se ofrece

Llega Carmelo Trenado, de nuevo, a su tierra natal –anteriormente lo hizo en el, también importantísimo, Palacio Almudí de la capital de Murcia– con una gran exposición donde se pone de manifiesto el valor supremo de su pintura. Con el título de Vivencias, la muestra recoge una amplia parcela del trabajo del Profesor de la Facultad de Bellas Artes de Granada; su esclarecedora pintura, esa que transmite la emoción de una plástica poderosa, meditada, consciente y con carácter. Una obra que suscribe rigurosidad con cada pincelada, manifestando su objetivo sin fisuras; dejando que trascienda su poder formal con criterio y sapiencia. Cuadros de gran formato que abren las perspectivas de una pintura que yuxtapone, a la perfección, el contundente sistema matérico con una leve representación matizada desde el poder envolvente de la forma plástica. Obras que manifiestan ese lenguaje personalísimo de Carmelo Trenado, con sus juegos de presencias y ausencias perfectamente interpretados desde un escenario de sugerente fuerza evocadora. Junto a estas piezas de especial intensidad pictórica, se presenta una galería de dibujos que encierran bellos poemas pintados. En ellos, visual y significativamente, lo mínimo adquiere categoría de máximos. Son como breves relatos que encierran historias sutilmente contadas.

Escenarios que sirven para recrear vidas presentidas, esa vivencias particulares que nos hacen transitar por rutas evocadas de una existencia intensamente vivida.La exposición perfectamente estructurada en fondo y forma –no podía ser menos para tan especial espacio –nos conduce por los estamentos de esa obra que encierra los seguros postulados de la gran pintura de siempre; esos que manifiestan los rigurosos esquemas de una profesión muy bien configurada, con oficio y verdad, sin las exuberancias al uso ni las experimentaciones vacías y con poco sentido. Carmelo Trenado aporta serenidad, madurez y sensatez a un trabajo artístico que nos hace transitar por los espacios eternos de una arte sin tiempo.

Por eso empezaba diciendo que esta exposición es importante, que se trata de una muy buena muestra. Un espléndido espacio museístico se llena con el máximo rigor de una pintura seria, directa y perfectamente estructurada para que oferte su definitivo objetivo. La exposición, además, se adereza con un encuentro entre dos importantes artistas: el propio Carmelo Trenado y Antonio Carvajal, el escritor y poeta granadino. Ambos ofrecerán, en la propia sala un coloquio que servirá para comentar Extravagante Jerarquía, las Obras Completas de Antonio Carvajal y la presentación de Ella, el último relato del pintor.

Estamos, pues, ante un momento especial para establecer la importancia de un pintor en plena madurez, autor de una obra que deja entrever las especiales argumentaciones de una pintura extrema, rigurosa y con los criterios de un arte eterno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios