Instituciones culturales

Heras-Casado dimite de la dirección del Festival de Música y Danza de Granada

  • Comunica su renuncia por motivos personales antes de la finalización de su contrato

Heras-Casado, profeta en el primer concierto sinfónico Heras-Casado, profeta en el primer concierto sinfónico

Heras-Casado, profeta en el primer concierto sinfónico / (Granada)

Pablo Heras-Casado hizo pública ayer su dimisión como director del Festival Internacional de Música y Danza de Granada, cargo para pasó a ocupar en 2017 para estar al frente del mismo durante las cuatro siguientes ediciones. El músico renuncia así al cargo antes de la finalización de su contrato, cuya vigencia se extiende hasta 2021, “por razones estrictamente personales”, según informó el Consejo Rector del Festival en un texto que remitió a los medios y colgó también en su página web. 

“El maestro Pablo Heras-Casado ha comunicado al Consejo Rector su decisión de dejar la dirección del Festival por razones estrictamente personales ajenas al festival”, agregaba la información del Consejo Rector, que agradecía la labor realizada por el músico al frente de la institución.

Según fuentes del festival, la misma tarde anterior Consejo habría tenido conocimiento de la sorpresiva noticia. El representante de Heras-Casado, que no respondía al teléfono, declinó hacer ninguna declaración y se remitió al comunicado.

En el mismo también se anunció la convocatoria de una reunión “en los próximos días" con el fin de “tomar las decisiones necesarias para la buena marcha de su próxima edición”, la número 69, que se celebrará en el verano de 2020. En esa reunión se abordará la elección de una nueva dirección.

La gerente del Festival de Música y Danza, Elena Cazorla, aclaró a este medio que “es el Consejo Rector el que a partir de ahora decidirá los plazos, pero en principio no es una dimisión con efecto inmediato”. “Heras-Casado no deja hoy de ser director del Festival: anuncia su decisión. Estará todavía tomando decisiones sobre el festival durante un tiempo, aunque finalmente los plazos se acordarán entre él y el Consejo, que indicará cómo hacer la transición”, puntualizaba la gerente, quien señala que si bien la reunión del órgano rector se fijará “lo más pronto posible” no será a principios de la semana próxima.

En este caso sucedería algo similar a lo que ha ocurrido recientemente en otra institución granadina, la Orquesta Ciudad de Granada, cuyo gerente, Günter Vogl seguirá al frente de la misma hasta que el Consejo Rector designe a su sucesor.

El que fuera director del Festival de Música y Danza desde 2001 hasta 2012, Enrique Gámez, explicaba ayer que el funcionamiento de cara a la edición de 2020 estaría en cualquier caso garantizado por la propia gerencia, “en la que pueden quedar relegadas todas las autorizaciones y la firma de documentos hasta que haya sucesor”. “Imagino que este no es el caso porque no ha presentado programación todavía. Intuyo que es una dimisión para anunciar lo que va a pasar, algo parecido a lo que yo hice”, comentaba Gámez, que normalizó la situación, frecuente en instituciones culturales como teatros, orquestas... “en las que unas personas vienen y otras van”.

“Yo me quedé desde que anuncié mi dimisión en octubre de 2011 hasta mayo de 2012 cuando se designó a Diego Martínez para que la programación que estaba prevista saliese adelante y garantizar la normalidad  de todo el proceso en el Festival. Entiendo por el comunicado que esta dimisión tiene el mismo carácter”, señala Gámez, quien apunta que la programación de 2020 está ya muy adelantada.

Sobre los plazos, comenta que “para dimitir nunca es mal momento” aunque todo depende estado en el que se encuentre la programación. “Sólo si está medio terminada sería un problema porque se podría paralizar el proceso y se presentaría más tarde de lo habitual”, detalla el ex director, para quien lo normal sería adelantarla en FITUR o, “in extremis”, marzo, cuando las entradas salen a la venta.

“La única cuestión es que saber si de la próxima reunión del Consejo Rector saldrá una idea de dirección y la fórmula que sea más adecuada, porque se puede nombrar directamente a alguien en el puesto, abrir un concurso para elegir al sustituto o acordar un plazo de tiempo para proponer nuevos nombres”, detalla Gámez sobre los procedimientos habituales en estos casos.

Heras-Casado (Granada, 1977) acumula una amplia trayectoria profesional que le ha llevado a dirigir y colaborar con las principales orquestas de música internacionales. Es el principal director invitado del Teatro Real de Madrid, que se rindió a sus pies en 2014 con El Público, una adaptación a la ópera de la obra de Lorca que firmó Mauricio Sotelo. Además es director laureado de la Orchestra of St. Luke y ha colaborado en varios proyectos con sellos musicales tan prestigiosos como Deutsche Grammophon y Harmonia Mundi.

También es Embajador de Ayuda en Acción, posee el premio El ojo crítico de RTVE, el Diapason d´Or de la revista francesa Diapason y El País lo eligió uno de los 100 personajes del año 2012.

Heras-Casado sucedió en la dirección a Diego Martínez, que estuvo cinco años en el cargo y también prefirió ayer no hacer ninguna declaración sobre la dimisión o la sucesión en el puesto. 

Como integrante del Consorcio, el alcalde de Granada, Luis Salvador, recibió la notificación de la presidenta la misma mañana de ayer. Salvador refirió que la relación con el director era “magnífica”, que su trabajo ha sido “impecable” y “no caben reproches”. “Ahora se trata de buscar al mejor sustituto posible con las máximas garantías. Todos somos prescindibles lo importante es el Festival”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios