Música

El blues es siempre una mujer, una revelación en 266 historias

  • La editorial granadina Allanamiento de Mirada publica la primera enciclopedia sobre las principales creadoras e impulsoras de este género

Vamos a contarles una historia. Seguramente al principio desconfíen, verán toda una realidad cogida por los hombros y zarandeada, temblará su imaginario y tendrán que recomponer luego miles imágenes en su cabeza: el rock and roll no es obra de Chuck Berry de Little Richard ni de Elvis. Ellos fueron los herederos de género de un ritmo que creó e impulsó una señora llamada Sister Rosetta Tharpe. Pero claro, ella no era blanca ni mucho menos un hombre por lo que la historia le pasó por encima.

El suyo es uno de los micro relatos de la intrahistoria de la humanidad y cómo no de la música, que es en este punto lo que concierne dado que la editorial granadina Allanamiento de Mirada ha publicado Blues de gas, la primera enciclopedia escrita en España sobre el blues y las mujeres o mejor dicho, sobre el blues de las mujeres.

Su autor es Paco Espínola, antiguo conocido de la cultura granadina que ha editado con la mencionada editorial 8 -libriscos (libro y disco) como este, y a quien la idea de crear esta enciclopedia –compuesta por 266 biografías, 175 fotografías y 46 canciones– le nació tras una entrevista con B. B. King en la que el genio le confirmó que “el blues es siempre una mujer”. Pero no malinterpreten esa frase, no se refiere al típico idilio –confeccionado por el hombre, por supuesto– entre el concepto de la belleza femenina y el arte, se trata de las raíces del género, conformado y llevado a sus primeros éxitos por mujeres.

Sister Rosetta Tharpe grabó en el 45 las primeras canciones de rock

En este punto Espínola regresa a Sister Rosetta Tharpe, que ya en el año 38 tocaba una guitarra eléctrica y en 1945 había grabado temas que fueron el origen del rock and roll. La leyenda popular habla de tupés y chupas de cuero pero nada más de lejos, por ejemplo, el celebérrimo Little Richard fue descubierto por esta mujer y figuras como Jerry Lee Lewis, Carl Perkins o Johny Cash “reconocen su influencia en el rock and roll”.

El imaginario colectivo crea mitos y avasalla el papel de la mujer, que precisamente en esta historia es fundamental, nace de una necesidad del patriarcado de aquel momento y de una suerte de hechos dados que propiciarían un principio de emancipación para la mujer después de la Primera Guerra Mundial ya que fueron ellas quienes sostuvieron la economía.

Los años 20, cuando las mujeres declaraban su sexualidad sin tapujos

Esto dio origen de los movimientos feministas más sólidos que “dieron paso a cierta liberalización social en los años 20 donde las mujeres escribieron lo que les dio la gana y declaraban su sexualidad sin tapujos ni conflictos”, sostiene el autor que matiza que tras los años 20 regresó la ola moralista que las volvió a intentar silenciar.

Memphis Minnie Memphis Minnie

Memphis Minnie

Precisamente es el trabajo de estas mujeres lo que Espínola ha tratado de condensar en una enciclopedia escrita y sonora nacida tras dos años de estudio, recopilación y tras horas contrastando datos de muchas de las biografías que por desgracia, estaban ocultas o recogidas erróneamente por falta de estudio.Blues de gas –no hace falta explicar el juego de palabras– intenta reflejar también que muchas de las cosas que aquellas mujeres cantaron y publicaron hoy día no pasarían muchos filtros por ser inadecuados: “ellas lo único que estaban haciendo es destruir todos los mitos que rodeaban a su sexualidad, directamente aparecían en los escenarios vestidas de hombre y declarándose lesbianas sin ningún conflicto”.

El disco 'Crazy Blues' de Mamie Smith vendió en un mes 75.000 copias

En la fase de estudio, el editor descubrió que, por ejemplo, en 1920 se publicó el primer disco de blues de éxito y grabado por una mujer, se trataba de Mamie Smith –ojo, llamada ‘la primera dama del blues’, muy explícito– y su título fue Crazy Blues. Al mes de ser publicado ya había vendido 75.000 discos y fue lo que provocó que apareciesen compañías de discos pensando que allí había negocio, y lo hubo durante mucho tiempo, por lo que se creó un tipo de música llamada Race Récord (discos de raza) donde empezaron a grabar tanto mujeres como hombres.

Otro papel fundamental de las mujeres es que sacaron el blues del Sur y de los campos de algodón para llevarlo al norte de Estados Unidos que era donde estaban las grandes ciudades, “eso lo hicieron las mujeres sin lugar a dudas”.

descarga descarga

descarga

En cuanto al blues en femenino de la actualidad, Espínola nombra a China Moses pero subraya por encima de otras a Beth Hart, una mujer que guarda en su voz una mezcla de Etta James, Aretha Frankling, Janis Joplin o Billy Holliday. “Tiene una voz extraordinaria y una inteligencia superior”.

maxresdefault maxresdefault

maxresdefault

Este libro también ha acabado por cristalizar en un espectáculo, un concierto hecho de 14 canciones datadas de entre 1920 y 2012 que iba a celebrarse esta noche en el marco del Festival de Jazz pero por causa de la afonía de la cantante, María Romero, se ha postpuesto hasta dentro de una semana aproximadamente. Se trata de un concierto en el que las canciones separan ciclos históricos donde hay evolución musical del blues con las canciones mas representativas musicalmente un repertorio “muy ameno” con la única intención de emocionar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios