Actual

El humor andaluz frente al estereotipo del gracioso

  • Monologuistas como Manu Sánchez o Dani Rovira demuestran, con su trabajo, que los de esta comunidad autónoma poco a nada tienen que ver con el tópico

El madrileño es chulo; el vasco, bruto; el catalán, tacaño; los gallegos, cerrados; y los andaluces, vagos y graciosos. Cada comunidad autónoma tiene su propio estereotipo, una imagen prefijada en el imaginario popular, muchas veces sin una base real. Generalmente suelen servir como arma arrojadiza entre los miembros de las distintas regiones o como caldo de cultivo para chascarrillos de barra de bar. Rara vez pasan de ahí, pero, por alguna razón, el caso andaluz sobrepasa ese límite y la imagen de vagos y humoristas del sur de España suele predominar sobre el resto de forma bastante notoria, muchas veces debido a la influencia de la televisión -Emilio Delgado, Fernando Tejero, en Aquí no hay quien viva, o más recientemente, Tere, Sara Vega, en 'Anclados- pero sin olvidar entonar un 'mea culpa' con espacios como los de Canal Sur, donde se fomenta especialmente el estereotipo andaluz.

Afortunadamente, en los últimos años está surgiendo una cantera de cómicos que, de una forma u otra, están desterrando esa imagen que se tiene de los andaluces fuera de nuestras fronteras. Uno de ellos es Manu Sánchez (Dos Hermanas, Sevilla, 1985) que lleva más de una década delante de las cámaras sin renunciar a sus orígenes ni a su acento. "Yo no hablo un mal castellano, sino un perfecto andaluz" es una de las frases de bandera de este cómico que trata de eliminar la idea del andaluz como una persona inculta.

"Soy andaluz, adoro serlo y nadie va a conseguir acomplejarme por ello", afirma el sevillano que, no obstante, reconoce que su tierra "tiene cosas magníficas y otras que no me gustan nada". Manu Sánchez es realista, lo que no quita para que defienda Andalucía a capa y espada, y no le ha ido mal, desde que se diese a conocer con ¡Hagamos el humor! (CanalSur), no ha parado de aparecer en un programa tras otro, incluso a nivel nacional, El último mono (La Sexta) es su espacio televisivo más reciente.

Claro que no está solo. Su éxito es comparable al de Dani Rovira (Málaga, 1980) que alcanzó la fama a nivel nacional gracias a Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez-Lázaro, 2014), una película cuyo mayor atractivo era precisamente los estereotipos españoles, concretamente el andaluz gracioso frente a la vasca, más seria y menos dada a las bromas. Pese a su indudable éxito, la película reabrió el viejo debate de los tópicos, un tema en el que Manu Sánchez se muestra tajante, "son historias divertidas contadas desde la caricatura y de una forma ingeniosa", afirma para concluir con un "gora euskal-andalus". Para Rovira también tiene buenas palabras, pues lo considera "un buen embajador más para Andalucía".

La cinta de Martínez-Lázaro dio pie a un sin fin de producciones similares, entre las que destaca Allí abajo, en formato televisivo. En el reparto de la serie de Antena3 se encuentra Salva Reina, más conocido como Chucky, en el papel de José. Aunque nacido en Gran Canaria, el cómico ha vivido en Málaga desde los 3 años y fue en Andalucía donde se dio a conocer gracias al concurso de Monólogos sinceros, organizado por Canal Sur. A partir de ese momento, su éxito no ha parado, llegando incluso a compartir plató con Manu Sánchez en la edición veraniega de Zapeando (La Sexta).

En aquel concurso, celebrado en 2011, participaba también Dani Rovira y Tomás García, otro de los humoristas 'made in Andalucía' y que también colaboró en el programa presentado por Frank Blanco. Estos tres cómicos se unieron para crear el espectáculo Malagueños por el mundo, una comedia que se autodefine como '100% malagueña'.

Pero no solo desde Sevilla y Málaga se exportan buenos cómicos. En Jaén se encuentra David Navarro, un funcionario que dejó su trabajo para dedicarse plenamente a la comedia, y no le ha ido mal ya que, al igual que los anteriores, ha viajado por los platós de toda España con su humor: Noche sin tregua (Paramount Comedy), Muchachada Nui (TVE) o Aída (Tele5), son solo algunos ejemplos de la larga carrera de este monologuista que, además, demuestra que no es necesario cecear como los sevillanos para hacer reír.

De la misma tierra es Santi Rodríguez (Jaén, 1965), que se dio a conocer con el papel de 'el frutero' en la conocida serie 7 vidas. No cabe duda de que Rodríguez pertenece a una generación anterior al resto de humoristas que aquí se mencionan, pero comparte con ellos el amor a Andalucía. Muestra de ello es uno de sus últimos espectáculos, Como en casa, en ningún sitio, donde pone en valor la tierra propia frente a la extranjera.

El Monaguillo, nombre artístico de Sergio Fernández Meléndez (Marbella, 1973), es otro de los nombres de esta larga lista. Comenzó en 1995 su carrera profesional en Onda Cero pero no fue hasta 2001, cuando logró el bronce en el concurso de monologuistas de El club de la comedia, emitido entonces en Tele5, cuando consiguió hacerse un hueco en el mundo de los monólogos. Actualmente se le puede ver en el programa de Antena3, El hormiguero, dirigido por Pablo Motos.

Mención aparte merece la familia León. Paco León (1974) es el primogénito y, sin duda, el más conocido de todos. Es conocido principalmente por su papel en Aída, donde no se puede decir que hiciera bien alguno al tópico, sin embargo, desde ese momento su carrera ha dado un giro de 180 grados, llegando a convertirse en un director de éxito con Carmina o revienta (2012), su primera película en la que convertía a su madre, Carmina Barrios, en protagonista. Esta cinta sirvió también para alzar a la fama a esta mujer, quien en apenas tres años no ha parado de conseguir papeles, incluida la secuela de la película de su hijo. María León es la benjamina de la familia y, junto a su madre, ha participado en Carmina y revienta y Carmina y amén. Actualmente ambas trabajan en Allí abajo.

La carrera artística de María ha seguido un camino muy diferente al de su hermano, destacando su papel protagonista en La voz dormida (Benito Zambrano, 2011), que le valió innumerables premios, como el Goya a Mejor actriz o la Concha de Plata del Festival de San Sebastián. Pese a ello, sus actuaciones cómica también son reseñables, como el de la ya mencionada serie de Antena3, Allí abajo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios