Actual

¿Cómo sería un mundo sin adultos?

  • Los alumnos del colegio Alquería de Granada representan en el teatro Alhambra 'El viaje inesperado', una obra dirigida e interpretada por ellos

Pedro, el eficiente jefe de producción, supervisa cada detalle antes del estreno. Isa y Rubén, relaciones públicas, atienden a los medios de comunicación sentados modosamente en las butacas. Tienen entre 9 y 10 años y son parte de El viaje inesperado, una obra en la que los niños del colegio Alquería de Granada se imaginan un mundo sin adultos y en la que se han encargado del guión, vestuario, iluminación, dirección escénica, interpretación, banda sonora... La estrenan esta tarde en el teatro Alhambra ante unos padres que, en algunos casos, no saben absolutamente nada de la obra en la que están embarcados desde noviembre sus hijos. Y, entre todas los argumentos que su imaginación les sugirió, eligieron montar una pieza en la que imaginan un mundo sin mayores. ¿Los adultos son un latazo? "Un poco", responde Rubén mientras Isa le replica diciendo que sus padres son muy buenos. "Y yo me porto muy bien", apostilla. "Depende del momento es mejor no tener a mayores, sobre todo cuando se enfadan con nosotros", puntualiza por su parte Rubén. Acaban de terminar el último ensayo antes del estreno esta tarde y los actores y el equipo de técnicos empiezan a corretear por el escenario del teatro Alhambra, propinándose unas sonoras collejas. En este momento justo dejan de ser profesionales de la escena para convertirse en niños juguetones.

La obra, con una duración de 40 minutos, surge como una actividad del Proyecto LÓVA, un programa educativo que, más allá del aprendizaje, tiene por objetivo el desarrollo social y emocional de los niños. Son ellos los artífices de cada uno de los elementos del espectáculo. Julia Ruiz, coordinadora del proyecto, explica que ellos se han encargado de la elección del nombre y el diseño del logotipo de la compañía, Galaxia, y de asignarse los distintos papeles en la obra. "A lo largo de estos meses hemos contado con la colaboración de profesionales que han ido explicando a los chicos en qué consiste su trabajo. Por ejemplo, en la parte musical, ellos han compuesto la melodía y el músico Diego Neuman se ha encargado de los arreglos", comenta."Tan solo les hemos dado las herramientas para que trabajen con libertad. Ellos componen y ellos deciden y lo cierto es que el resultado final emociona", continúa Ruiz, que aclara que "la actuación es una parte del proceso y lo más importante es el proyecto pedagógico".

Julia está tan inquieta como los niños y habla casi con admiración de cómo los pequeños han resuelto a su manera situaciones del guión que chirrían a las mentes cuadriculadas de los adultos. "Para ellos, un mundo sin mayores es un paraíso y con su forma de pensar consiguen resolver mágicamente las situaciones", confiesa.

El viaje inesperado es una obra en la que los niños se libran de las regañinas paternas y de los horarios en una isla desierta. "¿Y cómo habéis resuelto el tema de la comida en la obra?", preguntan a los relaciones públicas. "Pues cazamos y, además, nos encontramos un pozo lleno de peces", apunta Rubén sobre una dieta que no incluye chocolate ni helados.

Mientras, el jefe de producción, Pedro, admite que los primeros ensayos fueron complicados porque "los guionistas se atrancaron con el primer guión, pero luego todo ha ido muy rápido". A todos ellos les seduce la posibilidad de trabajar en un futuro en el mundo del espectáculo y casi todos coinciden en sus preferencias: "nos gustaría ser actores de películas y de series de televisión".

Mientras, la tutora de los alumnos, Laura Justicia, revela que en estos meses los niños han pasado por "momentos de altibajos en sus emociones" y subraya que, por encima de todo, está "el enriquecimiento personal del trabajo en grupo". "Nos interesaba más el proceso de aprendizaje que el resultado final. El éxito ya lo tenemos", concluye.

Esta noche, las más de 300 butacas del teatro Alhambra estarán repletas para un espectáculo que se incluye dentro de la programación de la novena edición del FEX, la extensión del Festival Internacional de Música y Danza de Granada. Un ciclo de altura para unos pequeños profesionales que han imaginado un mundo en el que se dispara con balas de juguete.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios