Entrevista Silvia Villaú | directora de actores “No se puede confundir un musical que cueste 10 euros con uno de 30”

  • La obra ‘Annie’ llega hoy al Palacio de Congresos tras 20 años de éxito por toda España con un elenco de 24 artistas con 17 niñas y las canciones de la aclamada película homónima

“No se puede confundir un musical que cueste 10 euros con uno de 30”

“No se puede confundir un musical que cueste 10 euros con uno de 30” / Alex Cámara

–¿Qué papel tiene una directora de actores?

–Me dedico a montar las escenas con los chicos y a desarrollar los personajes de cada uno. Se tiene que hacer un estudio previo de los personajes para saber cómo se comportan y la relación entre ellos. También es importante estudiar en qué época se desarrollan los personajes y qué les afecta. También entra el guión, en el que hay que conocer el sentido, el significado y saber si hay que decir algo de una manera u otra.

–¿Qué es más complicado gestionar el ego de los mayores o trabajar con un elenco tan grande de niños?

–Creo que las dos cosas [Risas]. Trabajar con niños es muy divertido porque son muy inquietos y todo lo quieren preguntar. En el caso de los adultos no hay que explicarles las cosas pero obviamente encuentras algunos actores que lo quieren hacer de cierta manera y lo hacen un poco más incómodo pero siempre se intenta que salga muy orgánico, o sea que cada cual proponga su punto de vista e intentar adaptarse de alguna manera para que el actor esté cómodo.

–Annie es un gran clásico de Broadway, ¿impone llevar a escena una obra que atesora tantos éxitos o es una apuesta segura?

–Tiene un poco de las dos cosas. Por un lado es arriesgado porque la gente llega con un cliché en la cabeza sobre lo que va a ver. Pero también tiene el éxito asegurado –entre comillas– porque el hecho de que sea un título conocido sobre todo por la película, puede hacer que el público lo sienta más cerca.

"Pese a que las productoras buscan títulos conocidos, cada vez hay más cantera de creadores”

–Es una obra con un carácter muy anglosajón, ¿han intentado llevarlo al estilo español o se ciñen al original?

–Siempre digo que los españoles somos muy pasionales, yo he visto mucho teatro sobre todo en Londres y Nueva York y es todo muy perfecto pero a mí me falta ver esa pasión y sentimiento que a nosotros nos surge más. Nosotros eso sí lo hemos llevado a escena muy bien, está hecha para llegar al corazón. 

–En España está creciendo tanto el nivel como el interés por el musical por parte de los profesionales, ¿el del público también?

–Efectivamente se van concienciando cada vez más en el teatro musical. Antes se veía solamente en Madrid y había poquitas obras y hoy hay cada vez más giras. Esto tiene una parte buena y otra mala, porque hay mucho teatro musical pero de obras muy pequeñas que las venden como si fuera teatro gratis. Eso al público muchas veces le confunde porque cree que va a ver una obra grande y hay demasiada oferta para gente que no conoce el producto que van a ver. Eso juega en nuestra contra porque intentamos dar un buen nivel. No se puede confundir un musical de 10 euros con uno de 30.

"Obviamente se encuentran actores que quieren hacer las cosas a su manera y lo hacen algo más incómodo”

–Los musicales más conocidos siempre son los clásicos como este Annie, ¿dónde están las nuevas creaciones en España?

–El problema está en cómo comunicar lo que se va a hacer porque la gente normalmente va a las cosas que le suenan porque hay mucha oferta. Antiguamente la gente veía El hombre de la Mancha o Hermanos de sangre porque eran los dos únicos musicales de toda España y ahora las productoras intentan buscar esos títulos conocidos. Pero sí hay muy buena cantera y cada vez más. He notado cómo ha ido creciendo porque antiguamente no había escuelas específicas para formar en teatro musical, se aprendía todo por partes. Ahora desde pequeños los artistas se pueden formar en esta modalidad.

–¿Cuánto le queda al teatro musical de España para alcanzar el nivel de Londres por ejemplo?

–Creo que estamos casi al nivel lo que sucede es que en Londres hay muchos teatros y evidentemente nos llevan ventaja. Aquí tenemos cada vez más.

–Dentro del equipo de dirección es la única mujer. ¿En qué punto se encuentra el mundo del musical en cuanto a igualdad?

–Sí, soy la única mujer de este equipo pero en este ámbito yo diría que estamos casi igual. Depende mucho también del tipo de trabajo, antiguamente había más directores y muy pocas mujeres. Cada vez somos más, en mi caso llevo 9 años en la parte de dirección y por ser mujer se apoyan mucho más en mí que en cualquier otro compañero.

–Volviendo a la obra, Annie ha sido representada miles de veces en España, ¿qué novedades ofrecen con esta versión?

–La primera que se hizo fue en el 81 y a partir del 2000 la que se representa es la de nuestra productora Theatre Properties, por lo que hasta ahora los cambios son más bien técnicos como el vestuario, las luces o los mismos gags que se adaptan a los tiempos, pero la esencia sigue siendo la misma.

–¿Cómo entienden los niños la profesión de actor?

–Se divierten muchísimo, para ellos es una oportunidad de aprender y de ver el teatro de una manera muy bonita y sobre todo en el teatro musical porque al final, es el trabajo más completo y te da la oportunidad de hacer todas las disciplinas. Trabajar con ellos transmite una energía muy bonita en el escenario.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios