Actual

La obra de Picasso cotiza al alza en un ARCO apátrida

  • La nueva edición de la Feria comienza hoy en Madrid con 208 galerías de 29 países invitados

Los 'Presos Políticos' de Santiago Sierra, en el 'stand' de Elga Alvear. Los 'Presos Políticos' de Santiago Sierra, en el 'stand' de Elga Alvear.

Los 'Presos Políticos' de Santiago Sierra, en el 'stand' de Elga Alvear. / fernando villar / efe

Arco 2018 abre hoy las apátridas puertas de una edición que se presenta sin país invitado, con 208 galerías de 29 naciones, que reunirán desde lo último de Santiago Sierra con sus fotografías de "reconocidos encarcelados" de la España contemporánea a un Picasso valorado en 2,5 millones de euros. "El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer" será el leitmotiv de la 37 edición de la feria de arte contemporáneo de Madrid, que comienza hoy con la jornada para profesionales y coleccionistas, dotada de un presupuesto de 4,5 millones de euros y un impacto económico estimado para la ciudad previsto en más de 81 millones de euros.

Los pabellones 7 y 9 de Ifema ultimaban ayer los preparativos en sus 19.800 metros expositivos para los 100.000 visitantes que se esperan, en un año que destaca por su eminente mirada femenina -los tres programas de la feria están comisariados íntegramente por mujeres- y en el que Picasso, de momento, es el artista más cotizado. La obra Nature morte, del pintor malagueño, que trae a ARCO la galería Leandro Navarro, está valorada en 2,5 millones de euros, el mismo precio que alcanzó el año pasado el móvil The Red Base (1969), de Alexander Calder. Aunque también se puede encontrar en esta edición otra icónica obra de Picasso, pero bajo la disección de José Manuel Ballester, quien ha eliminado a los personajes de Guernica en Vacíos del Guernica, un grito contra la guerra que comparte espacio en el estand de la galería Pilar Serra con las fotografías de Edgar Martins. "He visto mucha pintura este año", reconoce la galerista sobre una edición en la que la fotografía parece una rara avis sin dejar de tener una potente representación, también, en otros mostradores, como el clásico de Elvira González, que apuesta por Chema Madoz.

Obras de Chillida, Miró o Morandi o esculturas de Juan Asensio son otras apuestas de la galería madrileña, que no ha querido desvelar los precios de sus obras antes de la apertura de ARCO. Quien sí tiene precio fijado, 80.000 euros, es Santiago Sierra con Presos políticos, su serie de veinticuatro fotografías de una colección de "reconocidos encarcelados" con sus caras, sin embargo, pixeladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios