Polémica entre Yung Beef y Errata Naturae ¿Una batalla legal o una estrategia de marketing para promocionar el libro?

  • La editorial defiende que en la portada del libro aparece una caricatura; en el caso de que no lo fuera el trapero granadino podría ampararse en el derecho a la propia imagen

Portada de 'El Trap' de Ernesto Castro, el libro que ha desatado la polémica. Portada de 'El Trap' de Ernesto Castro, el libro que ha desatado la polémica.

Portada de 'El Trap' de Ernesto Castro, el libro que ha desatado la polémica. / G. H.

A medio día estallaba la polémica. Yung Beef exigía a Errata Naturae vía burofax la "retirada inmediata" del mercado de todos los ejemplares de El trap de Ernesto Castro al entender que se hace un uso indebido de su imagen en la portada donde aparece una caricatura suya. "Estamos viviendo esto desde la incredulidad. Nada más recibir el burofax lo pusimos en manos del equipo legal y parece que no tiene mucho más recorrido o base jurídica", reconocía el editor de Errata Naturae, Rubén Hernández.

Hernández afirmó que para la publicación de este volumen se valoraron dos etapas: para la concepción de la portada no preguntaron al artista porque "se trata de una caricatura". "Si cualquier periódico tuviera que pedir permiso a los políticos para publicar sus caricaturas en las tiras", ironizó. Una vez hecho el libro y antes de su distribución, enviaron el libro al trapero granadino, quien "únicamente dijo que la portada era muy fea". "Pero en ningún caso hizo una referencia a cuestiones relacionadas con derechos de imagen", añadió el editor.

"Desde el punto de vista cultural y ético, pretender la retirada de un libro porque no te parezca bonita la portada me parece tremendo. Ojalá que no vivamos en un país donde ocurren estas cosas", indicó al ser cuestionado por la posibilidad de que la edición pudiera sufrir un secuestro como le ocurrió a Fariña. Ayer, el músico publicaba un tuit donde decía que se vería "en los tribunales" con la editorial. Más tarde lanzó una pregunta en su Twitter: "¿De verdad seguís usándome con fines comerciales en 2019, casi 2020? Sois peor que mi abuela".

¿Ha vulnerado Errata Naturae el derecho a la imagen? La Constitución Española contempla en el artículo 18 que no se puede reproducir la imagen de nadie sin su consentimiento bajo ningún fin, y menos comercial. La editorial defiende que en la portada del libro aparece una caricatura. "En el artículo ocho de esta ley se establece que en caso de que se trate de la utilización de una caricatura de acuerdo con el uso social no se va a reputar una vulneración del derecho a la propia imagen", explican desde Abogados en Red.

La situación cambiaría si la caricatura de la portada del libro fuera un dibujo, una simple ilustración. "Hay que preguntarse si es o no una caricatura. Tiene que ser un perito quien dictamine que se trata de un dibujo no caricaturizado, que reproduce íntegramente una imagen de una foto de él", señalan desde la cooperativa granadina de abogados. "Si hubiese un procedimiento judicial y se establece que eso no es una caricatura, que eso es una imagen perfectamente identificable de él, conforme al artículo siete apartado seis, no se podría utilizar sin su consentimiento con fines lucrativos o cualquier fin", concluyen. 

Ana Belén Rivero, dibujante habitual en El Jueves, tiene muy clara su opinión: "No hay debate. Es un dibujo bastante realista, no una caricatura. No se ridiculiza ni exagera o distorsiona un rasgo, una facción, ni se lo pone fuera de contexto". En la portada del libro aparece una ilustración de Yung Beef tal y como es en la realidad: delgado, con tatuajes, pelo encrespado y fumando un cigarro. "Me huele a que es un beef pactado entre Ernesto Castro y Yung Beef. Es ridículo", comenta la artista granadina, que define lo ocurrido como una "estrategia de promoción del libro".

El editor se apoya en la "libertad crítica y de pensamiento para presentar a personas conocidas y desconocidas", declaró en un artículo publicado en El Español. ¿Dónde queda el derecho a la libertad de expresión en este asunto? "Tanto el derecho a la libertad de expresión como el derecho a la propia imagen son derechos constitucionales. Siempre y cuando la libertad de expresión no vulnere una reproducción de una imagen tuya sin tu consentimiento", especifica Abogados en Red, que evidentemente piensa que "habría que estudiar el caso a fondo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios