Actual

"Me produce más emoción cantar en los Arrayanes que en el Bernabéu"

Este año se celebra el Milenio del Reino de Granada y el Festival de Música y Danza ha querido hacerse eco conjugando los hitos culturales con hechos históricos. Por ello han decidido ampliar en cinco días la duración y dedicar estos únicamente al flamenco, hito cultural granadino por excelencia. Durante esta ampliación, se contará con grandes figuras del flamenco, entre las que se encuentra el cantaor José Mercé, que actuará esta noche en el patio de los Arrayanes.

El jerezano que afirma estar muy feliz y emocionado por poder participar en esta edición, dice sentirse un granadino más ya que siempre recibe mucho cariño del público. Además de la actuación del maestro del flamenco, otros iconos del cante jondo como el guitarrista Paco de Lucía, el bailaor Israel Galván o el pianista flamenco Dorantes asistirán a la cita cultural por excelencia. "Son artistas de mucha calidad, y creo que tiene que ser así, yo creo que Granada sabe lo que es la cultura del flamenco, y sinceramente no me esperaba otra cosa", declara el cantaor.

El flamenco obtuvo el máximo honor cuando se declaró Patrimonio de la Inmaterial de la Humanidad, pero este año el Festival ha decidido homenajearlo "teniendo en cuenta que es una de las mayores culturas y, quizá la única música exportable de nuestro país, y hay que apoyarlo al máximo", afirma Mercé.

Tras el fallecimiento de Enrique Morente, figura clave del flamenco, el artista siente que debe seguir luchando para que el flamenco sea "ciudadano del mundo" como lo denomina el cantaor y apunta que los jóvenes, que son el futuro, deben apostar por un flamenco abierto y seguir manteniéndolo.

No sólo de flamenco va la cosa, el cantaor, como ya hizo su amigo Morente, no se cierra a coger algún tema con aires rockeros, pero "sin lugar a dudas, va a sonar siempre flamenco" subraya.

Como sería el caso de Soleá Morente y los Evangelistas, con su recién estrenado proyecto Encuentro, del que comenta que le parece maravilloso que la gente joven indague, pero que "sepan donde está la raíz del flamenco, es importante que vayan evolucionando y haciendo cosas nuevas, ya que el flamenco no está nunca de moda, es música de raíz, y como tal algunas veces estas mejor y otras peor, pero de moda nunca, esa palabra no existe, ya que el flamenco es eterno y es importante mantenerlo".

Y hablando de innovar, como madridista reconocido que es, y tras cantar el himno del equipo en el estadio Santiago Bernabéu, afirma que "como socio y abonado, para mí fue un gran honor el poder hacer el himno del Madrid en su estadio, pero me produce más emoción actuar en el patio de los Arrayanes, ya que cada cosa tiene su lugar, y este es un lugar incomparable".

La actuación de esta noche contará con un flamenco tradicional y clásico para alrededor de 400 personas y "será una cosa muy emotiva, y aún más por el lugar donde se va a realizar" manifiesta el artista; pero en el escenario se notará la ausencia de su compañero y amigo Moraíto Chico, que falleció en 2011 y al que sustituye su hijo Diego del Morao, que según el cantaor "toca maravillosamente y que si sigue por ese camino se convertirá en uno de los mejores guitarristas de acompañamiento de este país, pero sin lugar a dudas Moraíto no tiene sustituto, es único y yo creo que lo voy a echar de menos siempre porque son muchos años y vivencias. Todavía estoy en el escenario y no me creo que no esté".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios