Novedad editorial

Cinco siglos para todos los públicos

  • En el último libro de la editorial Miguel Sánchez los personajes más significativos de la historia de Granada narran su vida en unos relatos a caballo entre el diario ficticio y el cuento

Ilustración de Sabina Morilla sobre la figura de Lorca Ilustración de Sabina Morilla sobre la figura de Lorca

Ilustración de Sabina Morilla sobre la figura de Lorca

En el último libro de la editorial Miguel Sánchez los personajes más significativos de la historia de Granada narran su vida en unos relatos a caballo entre el diario ficticio y el cuento. Boabdil, la reina Juana, Washington Irving, Mariana Pineda, Eugenia de Montijo, Ángel Ganivet, Manuel de Falla y Federico García Lorca son los elegidos para desgranar también cinco siglos de vida de la ciudad.

Voces de la historia reúne las biografías de una reina y un rey, una emperatriz, tres escritores, un músico y una heroína. “Todos nacieron o vivieron en Granada. Su vida fue intensa y apasionada. Algunos de ellos viajaron y habitaron otras ciudades o países. Otros, unidos por la tragedia, como si la melancolía de las aguas, el aire y el paisaje de la ciudad de la Alhambra los hubieran marcado hasta su muerte”, ese es el hilo conductor que enlaza a estos personajes según las propias autoras: Carolina Molina y Ana Morilla.

Ellas firman al alimón los textos que, sin embargo, no realizan a cuatro manos. Se han repartido los personajes de forma que Ana Morilla, más vinculada a temas de género, ha escrito en primera persona las biografías de las tres figuras femeninas y Boabdil. Mientras que Carolina Molina, más especializada en el siglo XIX, cuenta en tercera persona las vidas Ganivet, Falla, Lorca y también Irving.

“Ha sido muy fácil trabajar juntas. Aunque es el primer libro que firmamos, nos conocemos desde hace una década y hemos colaborado en otros trabajos, como las jornadas de novela histórica de Granada”, cuenta Morilla sobre unos relatos escritos para un “público familiar”, con un lenguaje sencillo que no renuncia a la poesía y la belleza.

El editor, Ángel Sánchez, reconoce que al principio, cuando aceptó la propuesta de estas autoras, tenía un poco de miedo ante la posibilidad de que cada una firmara unos textos pero luego vio que enriquecía el resultado. “Estaba preocupado pero ha sido hasta mejor gracias a la mezcla de dos estilos”.

Pero en este proceso de dar vida a estos ocho personajes, la otra pieza fundamental del triángulo ha sido Sabina Morante, la ilustradora que aporta la delicadeza de sus imágenes a todas las páginas del libro.

La melancolía de sus dibujos unido a lo novelesco de las historias trazan los ocho retratos en forma de cuentos. Así es como cobran vida de nuevo Boabdil (1459-1533), el Desventurado, el último sultán del reino nazarí de Granada. “Escrito está en el cielo, dijeron los astrólogos cuando nací, que yo ocuparía el trono de Granada, pero también dijeron que por mi culpa se perdería el reino y la media luna se convertiría en cruz”.

La reina Juana, (1479-1555), la más desgraciada de los hijos de los Reyes Católicos. Aunque nació en Toledo, “vivió en Granada los años más felices”. “Hasta que tuvo la mala fortuna de enamorarse de su marido, el príncipe Felipe el Hermoso, en un tiempo en el que el matrimonio era sólo una cuestión de estado”. Eso al final, como señalan las autoras, resultó un problema porque ella “antepuso ser esposa al hecho de que era reina y se abandonó a sus sentimientos”: “El ambicioso Fernando el Católico se declaró regente y la encerró en Tordesilla. Ni su hijo, Carlos V, ni su nieto, Felipe II, la sacaron de su encierro”.

Washington Irving (1783-1859). Aunque nacido en Nueva York, tras su estancia en Granada escribió Los cuentos de la Alhambra. “Se hicieron mundialmente famosos, lo que facilitó que el monumento pudiera restaurarse, pues estaba en ruinas”. Y, gracias a esto, “la Alhambra es hoy nuestro monumento más visitado”.

Mariana Pineda (1804-1831), “la más triste de las heroínas españolas”. “Hija de un noble y una muchacha treinta años más joven, que pronto los abandonó”, vivió “intensamente la política y se opuso al régimen absolutistas de Fernando VII”. Acusada de bordar una bandera liberal, fue ejecutada en 1831 y se convirtió “en símbolo universal de la libertad”.

Eugenia de Montijo (1826-1920), nacida en Granada pero emperatriz de los franceses. “Enamorado, Napoleón III, el sobrino de Napoleón Bonaparte y último soberano de Francia, se casó con Eugenia en contra de Francia entera, pues aunque era noble ella no tenía sangre real”.

Ángel Ganivet (1865-1898), que desde niño destacó por su inteligencia. “Fue un gran pensador que se adelantó a la Generación del 98 con su visión de España”. “Escribió Granada la bella y fue inspirador de la Cofradía de la Fuente del Avellano”, antes de morir en Riga “en desgraciadas circunstancias”.

Manuel de Falla (1876-1946), quien compuso en Granada “sus mejores obras” y “colaboró con Federico García Lorca en el Primer Concurso de Cante Jondo celebrado en Alhambra en 1922”. “Esta Granada, un poco provinciana y a la vez con ansias de universalidad, da pie a una generación de artistas excepcionales a todos los niveles”.

Otro de esos creadores excelsos y último personaje del libro es Federico García Lorca (1898-1936) que fue “un niño sensible y de gran imaginación con dotes excepcionales para la poesía, la música y la pintura”. Considerado “uno de los mejores escritores españoles de todos los tiempos” fue asesinado “dejando un gran vacío entre los granadinos que lo conocieron y en la literatura, pues nada volvió a ser igual que antes”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios