Concierto | Gira 'El danzar de las mariposas' Otro triunfo para El Barrio en Granada

  • El cantante gaditano vuelve a llenar un Palacio de Deportes rendido desde el minuto uno al poeta del flamenco

Cuando José Luis Figuereo actuó por primera vez en Madrid como El Barrio metió en una sala de Carabanchel a 13 personas. Ocho eran amigos. Lo cuenta Tamara García, redactora de El diario de Cádiz, en una entrevista donde el cantante gaditano afirma no deberle "nada a nadie". Dos décadas de conciertos después, innumerables giras, 14 discos y llenazos consecutivos en el Wizink Center de Madrid confirman el éxito del artista, cuyo talento ha eclipsado a miles de personas en toda España.

Algunos seguidores granadinos ya manejaban nervios horas antes del directo de El Barrio en el Palacio de Deportes. "Mis padres van de VIP al concierto de El Barrio y está mi madre ilusionada enseñándome la pulsera que le han puesto", decía una usuaria de Twitter. Otros fans, algo más despistados, buscaban en esta misma red social alguien que les vendiera entradas lo más cerca posible del escenario, puesto que ya estaban agotadas en esa zona. El artista iba sobreseguro. Muchos ya han perdido la cuenta de las veces que el artista ha llenado el espacio con capacidad para más de 7.000 personas.

El cantante gaditano llegó a rocanrolear durante el concierto. El cantante gaditano llegó a rocanrolear durante el concierto.

El cantante gaditano llegó a rocanrolear durante el concierto. / Álex Cámara

El gaditano más barriero llegó ayer a la ciudad de la Alhambra como parte de la gira de presentación de su último trabajo, El danzar de las mariposas. Lo hará por partida doble: tanto ayer como el 21 de noviembre actuará en el Palacio de Deportes. En este trabajo, el Selu ha afinado bastante en la dirección de actualizar su sonido barriero a los últimos avances de la tecnología musical. Eso sí, sin renunciar a su base de sonido gaditano de coplas llenas de flamenco, el trasluz de la brisa de la Bahía. Sin olvidar Caminos de azufre y Mi amante Luna, donde el rock sinfónico y el heavy metal están presentes.

Una marea de sombreros con el ala baja inundaba el Palacio de Deportes. Puntual a la cita, el cantante subió al escenario pasadas las 22:00 acompañado de su banda -muy numerosa, hasta 12 músicos-. Custodia, Agua fresca. El artista desgranaba una a una las canciones de su último disco. El público, muy entregado desde el minuto cero, no dudaba en corearlas desafiante.

Una pareja de 'barrieros' sonríen durante el concierto en el Palacio de Deportes. Una pareja de 'barrieros' sonríen durante el concierto en el Palacio de Deportes.

Una pareja de 'barrieros' sonríen durante el concierto en el Palacio de Deportes. / Álex Cámara

Uno de los momentos más emocionantes llegó cuando Selu interpretó Ángel malherido, de su trabajo homónimo que lo lanzó a la fama. Más de dos horas después, el cantante se despedía de su público con El danzar de las mariposas y, como no, con Orgullo, himno señero de El Barrio. El gaditano se anotaba otro tanto en el Palacio de Deportes, que cayó rendido a su música, vitalidad y ambiente festivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios