Vladislav Lysak. barítono

"A veces, los personajes más perversos son los más admirados por el público"

  • El artista ucraniano interpreta a Sharpless hoy en la ópera 'Madama Butterfly' en el Teatro Isabel la Católica

"A veces, los personajes más perversos son los más admirados por el público" "A veces, los personajes más perversos son los más admirados por el público"

"A veces, los personajes más perversos son los más admirados por el público"

Si hay una ópera capaz de conmover y entristecer al mismo tiempo a miles de personas ésa es Madame Butterfly. La obra en tres actos con música de Puccini cuenta la trágica historia de la geisha Cio-Cio San. La joven se enamora de un oficial de la Marina americana y acaba casándose con él. Sin embargo, para lo que ella es un matrimonio de por vida, para B.F. Pinkerton es una aventura pasajera. Acompañado de la Orquesta y Coro de la Ópera Nacional de Moldavia, el barítono ucraniano Vladislav Lysak interpretará hoy a Sharpless, un cónsul americano que intenta ayudar a la protagonista, en la representación de Madame Butterfly en el Teatro Isabel la Católica.

-Se pone hoy en la piel de Sharpless en la ópera Madama Butterfly. ¿Qué es lo que le atrae de su personaje? ¿Qué reto supone a nivel vocal?

-Me atrae bastante porque está un poco en medio de los protagonistas. Él intenta que Pinkerton no haga daño a Butterfly, y en varias ocasiones le hace saber que ella le quiere de verdad. A él le apena tremendamente lo que le está pasando a Butterfly, aunque no hace más de lo que he dicho antes. Vocalmente va muy bien con mi voz y es un personaje agradecido aunque no tenga mucho peso en cuanto a intervenciones.

-También ha cantado los personajes de Marcello en La Bohème, Enrico en Lucia y Ping en Turandot. ¿Con cuál se queda?

-Me gustan estos roles, pero tengo preferencia por el personaje de Germont de la Traviata, que canta una de las más hermosas arias de barítono que se han escrito para la ópera.

-¿Uno es capaz de interpretar mejor su papel cuando le cae bien el personaje?

-Interpreto al personaje con las mismas ganas me guste o no intentando que llegue al espectador tal cual es. Luego es el público el que tiene que decidir si el papel que interpreto cae mejor o peor . No hay personaje que no sea interesante de interpretar. Incluso a veces los más perversos personajes son los más admirados por el público.

-El barítono italiano Giuseppe De Luca fue el encargado de crear a Sharpless para la ópera de Puccini. ¿Quiénes son sus maestros?

-En realidad son muchos con los que me gustaría haber cantado o cantar en un futuro. Admiro mucho a Renato Bruson, Leo Nucci y Rolando Panerai.

-Estuvo en la academia de La Scala de Milán durante dos años. He leído que allí forman a "futuras estrellas de la escena". ¿Le ha marcado la experiencia? ¿Cómo era el día a día en la academia?

-En una academia donde se estudia mucho para buenos resultados. Es un reciclaje diario y te enseñan cómo cuidarte, cómo expresarte, qué papel es bueno para tu voz , cómo saber esperar a los personajes más importantes que pueden darte el cariño del público.

-¿Qué consejo le daría a adolescentes que se quieran dedicar a la ópera?

-Que estudien mucho, se cuiden, no fumen, ni beban. En la ópera, tu cuerpo es un templo que hay que mantener limpio y sano si queremos que nuestra voz nos dure muchos años. Yo me cuido bastante: como sano, voy al gimnasio siempre que puedo, ando varios kilómetros por la mañana. Es un esfuerzo que vale la pena para llegar a un objetivo y dar lo mejor de cada uno cada día en el teatro.

-Trabaja desde 2006 como solista del Teatro Nacional de Ópera y Ballet de Donetsk. ¿La presión que se vive siendo solista es tan cruda como la pintan en la película Cisne negro?

-No he pasado por nada parecido, ni lo he visto nunca. No quiero decir que en alguna ocasión no haya podido ocurrir. Si bien es cierto que a veces puede haber celos entre algunos artistas , pero nunca he visto que llegara a pasar algo como en esa película.

-¿Cómo vive lo ocurrido en Ucrania en el último lustro? ¿Cree que es la gran guerra olvidada de Europa?

-Sí, somos los grandes olvidados y sabemos que solamente nos preocupa a nosotros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios