Análisis

juan PABLO LUQUE martín

Día 6: primavera

Fin de semana pasado por agua. Una pena. Con la ilusión que nos hubiera hecho… al final no hemos podido ir a…. Así se iniciaría cualquier otro fin de semana de cualquier mes, de cualquier año, de cualquier otra vida incluso. Pero este no. El día es como ayer, sólo que más oscuro. Y eso que volvimos a intentar que fuera distinto. Esta mañana por encima justo de Monachil, se veía más blanco. Había nevado. Hace más frío que otros días. Frío.

No es fácil tener fuerzas. Al principio todo era nuevo. Ahora, se cansan de verlo tras el cristal. No estamos preparados. Hubiera sido difícil haberlo estado. Ni para nosotros, ni para ellos. Para los que gobiernan, se ve que su asesor de imagen trató de corregir vicios y poses incongruentes para transmitir ahora que sí hubo previsión. Un comité técnico de nuevo cuño lo afirma. Un ministro incluso refiere cambios legislativos en febrero preparatorio del estado de alarma.

Cuando de pequeño tenía una ocurrencia y se me ocurría despertar a mi tío Pepe de la siesta para contárselo, siempre decía -no sé de quién será la frase-, que no hay tonto más molesto que el ingenioso. Así me siento, y creo nos sentimos todos cuando oímos tantas majaderías, sabiendo la de cosas que permitieron y la de mensajes que transmitieron, sin adoptar medida alguna, sin proteger a la población del contagio. Ya sé que prometí no decir nada. Lo intento cumplir. Pero, a cambio, le pediría silencio al gobierno de la nación. Sólo eso: silencio. Acerca del pasado, silencio. Habrá tiempo para hablar. Decía Carlos Ruiz Zafón que el silencio hace que hasta los necios parezcan sabios durante un minuto. Pues eso. Silencio. Hablaremos.

21 de Marzo. Primavera, y si no llega a ser por la fecha de almanaque, ni se nota. Es más, como siga así con la que está cayendo, hoy vamos a aplaudir detrás de los cristales. Hoy me alegra Cayetana. No la he visto en toda la tarde. Se la ha pasado hablando con sus amigas del cole Patri, Paula y Sofía. En su cuarto, contándose sus cuitas. Evadiéndose. Haciendo como que acabamos de llegar a esta trinchera. Como el primer día. Me alegro por ella. Siempre está más sola, más apegada a su madre y a mí. Se nota en lo que escribo, ¿verdad? Nacho y Pablo juegan entre ellos. Ella en cambio se conforma con hacer ejercicio y jugar con su madre. Pero no es lo mismo que sus amigas. Esta tarde se nota.

Permítanme una licencia. No tiene que ver con esta trinchera, pero si no lo digo, exploto (es lo único que se me ocurre para justificarlo). ¿Qué oscuras razones tendrá el Gobierno con la que está cayendo, para, aprovechar hoy sábado y publicar en el BOE "la reanudación del procedimiento para conceder la gracia del Indulto"? Aquí en Andalucía pensaríamos que es por la procesión de Jesus el Rico, pero no va a salir este año… amigos me comentaban que como medida de gracia que es, el indultado no tiene derecho a obtener ni tan siquiera una respuesta en plazo determinado. ¿Qué nos depararán los próximos Consejos de Ministros? Y manifestarnos contra ciertas decisiones, por lo que se ve, no vamos a poder hacerlo…

Como hoy: cacerolada contra el Gobierno a las 21.00 horas, y poco después, Pedro Sánchez anuncia comparecencia a la misma hora. ¿quién ganará? Nosotros, desde luego, no.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios