El Íbex 35 volvió a erigirse como uno de los índices con mayor revalorización en Europa, alcanzando nuevos máximos del año por encima de 10.200 puntos.

A la espera de los informes relativos al mercado laboral de EEUU que se publicarán a lo largo de la semana, los inversores se centraron ayer en la publicación de los PMIs del sector servicios, ignorando los recortes registrados del día anterior en Wall Street. Entre las principales economías europeas, la mejora de la actividad del sector servicios fue generalizada en un mes en el que se vio impulsada por las menores tensiones inflacionistas y el Black Friday.

Después de un noviembre en el que la liquidez se movió hacia los activos corporativos, los inversores mantuvieron el apetito por el riesgo a pesar del aumento de las tensiones en Oriente Medio tras los ataques de la insurgencia hutí de Yemen a diversos buques en el mar Rojo. Persiste la cautela en las bolsas de la región Asia-Pacífico ante las negativas referencias macroeconómicas de Japón y la rebaja de Moody’s de la deuda china.

En renta fija, la deuda pública registró nuevamente caídas de la rentabilidad de los bonos soberanos de la Eurozona tras la aceleración de los PMIs del sector servicios, que refrendaron un aterrizaje suave de las principales economías en los próximos trimestres, lo que refuerza las perspectivas de que el BCE adelante al primer trimestre de 2024 el inicio del proceso de flexibilización de la política monetaria. El petróleo registró subidas en un contexto marcado por los recortes de producción de la OPEP+, el deterioro de la demanda y la tensión en Oriente Próximo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios