La aparición más que cantada de Marifrán Carazo como candidata por el Partido Popular a la Alcaldía del Ayuntamiento de Granada deja incógnitas en el aire o, al menos, comentarios en pasillos y corrillos políticos. ¿Su salida como consejera dejará a Granada huérfana de representación en la primera fila de la Junta? ¿Si no es así, quién será el/la elegido/a para ocupar un sillón en San Telmo? ¿La decisión de Marifrán está forzada por encuestas positivas para el PP para poder recuperar la Plaza del Carmen? ¿Y si sale rana la apuesta? Lo único claro es que se abre un tiempo para los 'codazos' en los pasillos de Andrés Segovia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios