La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Toma el dinero (de Qatar) y corre

En el Parlamento Europeo se escenifica el 'Toma el dinero y corre' de los sobornos cataríes

Europa sigue dando la nota. Tras la grotesca opereta alemana del frustrado golpe de estado encabezado por un príncipe asesorado por dos videntes, lo que ha proyectado una imagen de Alemania que recuerda al minúsculo Ducado de Gran Fenwick de las divertidas novelas de Leonard Wibberley llevadas al cine con Peter Sellers travestido (Un golpe de gracia) o Margaret Rutherford (Un ratón en la luna) interpretando a la Gran Duquesa Gloriana, Europa ha vuelto a dar la nota con la versión greco-italiana de Cómo robar un millón (en este caso mucho más), Raquel y sus bribones (por lo de la bella amiga de lo ajeno) o Familia de ladrones (el soborno convertido en negocio familiar: papá, hija y pareja).

Los protagonistas de esta comedia de (presuntos) sobornos son una vicepresidenta del Parlamento Europeo, la socialista Eva Kaili, entusiasta defensora de Qatar previo (presunto) pago, su papá -esta vez la película sería Toma el dinero y corre porque lo han detenido cuando huía con una maleta llena de billetes-, la pareja de la señora Kaili, el ex eurodiputado italiano también socialista Pier Antonio Panzieri, y el sindicalista -¡y poeta!- Luca Visentini, secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos y recién elegido presidente de la Confederación Internacional de Sindicatos. Una comedia de izquierdas, como se puede ver.

En los registros se han encontrado hasta 600.000 euros en efectivo en el domicilio de Eva Kaili: esta señora no puede decir, como la Candela de Mujeres al borde de un ataque de nervios, aquello de lo mal que se ha portado con ella el mundo árabe. Tacaños no son (presuntamente) los cataríes. Ni ella (presuntamente) es una desagradecida. Esta progresista, bella e inteligente señora, ingeniera civil, arquitecta, periodista, elegida persona del año por Der Spiegel en 2011 y premio Eurodiputado del Año en 2018, se empleó a fondo afirmando, poco antes de que empezara el Mundial, que Qatar "es un abanderado de los derechos de los trabajadores". Olé.

Los socialistas griegos del Pasok-Kinal se han apresurado a expulsarla del partido. Dentro de todo resulta que hay matices en el socialismo mediterráneo. En España los prebostes del partido habrían pedido su indulto y el Gobierno se habría apresurado a indultarlos y cambiar el Código Penal para exculparlos o atenuar sus condenas. Pero es que la película de este país nuestro es más de Berlanga.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios