Tribuna

Juan Miguel Alonso

No hay quien lo pueda imitar y mucho menos discutir

Hasta a los detractores y encargados de prohibir lo que no les gusta, los mal llamados animalistas, les genera atracción y no pueden negar su dimensión de mito

José Tomás, hace cinco años en Granada José Tomás, hace cinco años en Granada

José Tomás, hace cinco años en Granada / G. H.

José Tomás está para hacer el paseíllo dónde quiera, cuándo quiera y con quién quiera, y hoy por hoy eso no hay quien lo pueda imitar y mucho menos discutir. Hasta a los detractores y encargados de prohibir lo que no les gusta –mal llamados animalistas–, les genera atracción y no pueden negar su dimensión de mito.

Granada vuelve a estar, una vez más gracias a la tauromaquia, en el foco de todos los medios de comunicación, siendo envidia de muchos y mostrando una inmejorable carta de presentación de la marca Granada, que en otros ámbitos no goza de tan buena salud.

Y es que, además de su innegable calidad como torero, de su extraña forma de entender su carrera artística, de las idas y venidas en sus actuaciones, de sus manías, de sus misterios, de la emoción única que sabe transmitir al tendido, existe otro componente que aumenta exponencialmente su actuación en Granada, y que nadie –posiblemente ni él mismo– sabe sí habrá otra más.

En 2017, solo un festejo benéfico en México; en 2018, un solo paseíllo en Algeciras; en 2019, Granada. Como dice Raphael en una de sus canciones: "Qué sabe nadie".

Justificada suficientemente la empresa que regenta la Nueva Plaza de Toros de Granada –que nunca me cansaré de apuntar que ese el nombre oficial del coso granadino– con los carteles del Corpus 2019.

Tan solo, parece, que Lances de Futuro, con José María Garzón, sean capaces de vestir de luces al torero de Galapagar, y Granada, esta vez y espero que muchas más, va estar en el sitio justo.

Será el día 4 del próximo mes de abril, cuando la empresa ofrezca más detalles en la presentación oficial de los carteles.

De momento sabemos que comparte cartel con el caballero rejoneador Sergio Galán, que dará cuenta de dos toros, por lo que José Tomás se encargará de lidiar los otros cuatro restantes. Extraña estructura de la corrida, marca José Tomás, con él se garantiza que nada es igual.

La aportación socioeconómica para la ciudad va a ser brutal. Hoteles, restaurantes, comercios, agencias de viajes, además de los aficionados a la fiesta nacional, están de enhorabuenas de mano de los toros.

Este año final de década pinta como uno especial, confirmado José Tomás el 22 de junio en el ciclo taurino del Corpus, en este mismo mes pueden ascender también a la máxima categoría el Granada CF y el Covirán Granada. ¿Será que ya nos toca ser un poco más felices?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios