Tribuna

Pedro Benzal Moreno

Profesor de Filosofía

Plan de Choque para el curso 2020/21 en Andalucía

La comunidad educativa no tiene certezas de cómo acabará el presente curso y nada sabemos de cómo empezará el próximo que lo tenemos a la vuelta de la esquina.

Dos alumnas se dirigen a su centro escolar en una imagen de archivo. Dos alumnas se dirigen a su centro escolar en una imagen de archivo.

Dos alumnas se dirigen a su centro escolar en una imagen de archivo. / Álex Cámara / Archivo

El pasado 18 de mayo se continuó con el interrumpido proceso de escolarización del curso próximo 2020/21 y a día de hoy se ha convertido en un auténtico calvario el proceso de matriculación para las familias en Andalucía. Nadie puede explicarse que llevemos tres días consecutivos con la red colgada y no se haya dado ninguna explicación. El tema es tan preocupante que en el Parlamento se ha preguntado por él al Presidente de la Junta que ha dado la callada por respuesta. Claro que pensándolo bien es mejor callarse porque la última vez que habló de educación fue para afirmar que los alumnos volverían a las aulas en Andalucía el 15 de mayo y dos horas después se desmintió tal afirmación.

La comunidad educativa no tiene certezas de cómo acabará el presente curso y nada sabemos de cómo empezará el próximo que lo tenemos a la vuelta de la esquina. Las Asociaciones de directores de los centros públicos, (Adian y Asadipre) están muy molestas porque la Consejería no les hace ningún caso. Circulan muchos chistes por las redes sociales. ”Cuentan con nosotros para todo menos .. . para tenernos en cuenta”. En circunstancias "especiales", y el Covid-19 lo es, lo más adecuado sería elaborar un Plan de Choque o un plan Especial para el inicio del curso 2020/21.

No encontramos en la comunidad autónoma con mayor número de alumnado y profesorado de este país (cerca de dos millones de alumnos y más de cien mil profesores) y las informaciones que nos llegan del Ministerio referidas a la bajada de la ratio a 15 alumnos y la intención de compatibilizar enseñanza presencial con enseñanza online podría suponer un fuerte incremento tanto de profesorado como de recursos materiales (instalaciones y recursos tecnológicos). Por eso, no se entiende que desde la Consejería no se esté trabajando ya en el inicio del próximo curso y se dé información a la Comunidad Educativa y a la sociedad andaluza para generar certidumbres ante el montón de dudas que a día de hoy tenemos para el cercano septiembre.

El mencionado Plan debiera tener previstas  situaciones como las ya vividas en el presente curso (Covid-19). ¿Quién nos puede asegurar que no tengamos un rebrote en otoño o un Covid-20 en el segundo o tercer trimestre?, ¿Vamos a sufrir la brecha digital y social de nuevo?, ¿vamos a tener un porcentaje importante del alumnado de nuevo perdido y desenganchado del proceso enseñanza/aprendizaje?

La Consejería tiene que planificar el estado óptimo de las instalaciones y la seguridad para toda la comunidad educativa. Tiene que hacer previsión del profesorado que va a necesitar y proceder a su colocación de efectivos en julio. Debe resolver si va a compatibilizar enseñanza presencial con enseñanza no presencial. Debe calcular las sustituciones que va a necesitar en cada trimestre y cómo va a agilizar su cobertura. Debe planificar el papel de la formación del profesorado, del alumnado y de las familias en el uso de las tecnologías. Debe dotar de los medios telemáticos a toda la comunidad educativa para no generar desigualdad. Debe tener previsto procesos como las Oposiciones, ¿cómo y cuándo se van a celebrar? Deben tenerse previstos los temas de comedores, transporte escolar, monitores, escuelas infantiles… y un largo etcétera. Y lo más importante de todo es que exista el presupuesto necesario al nuevo escenario al que nos enfrentamos.

Aunque parece lejano, septiembre ya está ahí, y la Consejería a día de hoy nos genera pocas certezas y muchas incertidumbres, con la que se está liando con la matriculación ya veremos cómo va el proceso de colocación de efectivos y todos los preparativos para el inicio del próximo curso. La Consejería va muy tarde y como ha quedado dicho antes sin ningún consenso.

Las competencias en Educación las tiene la comunidad autónoma, por eso no vale "echar balones fuera" consejero Imbroda. Pónganse a trabajar y por el bien de todos esperemos que en septiembre puedan aprobar, porque no le vamos a regalar el aprobado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios