Litoral

Ajedrez entre burbujas

  • Las aguas cristalinas de Carchuna han sido el escenario del Campeonato de Europa de Ajedrez Submarino, único en el continente

Una imagen de esta peculiar competición.

Las aguas cristalinas de Carchuna, en plena Costa Tropical, han sido testigo un año más del Campeonato de Europa de Ajedrez Submarino, el único de estas características que se celebra en todo el continente y que se disputa a tan solo una partida entre dos jugadores a unos 50 metros de la orilla y a una profundidad de unos cinco metros. 

El límite de tiempo de este curioso torneo, único en su especialidad, es el aire de una botella de oxígeno. Si a uno de los jugadores se le empañan las gafas, se queda sin aire o le surge cualquier problema que le obliga a subir a la superficie, se considera abandono y por tanto pierde la partida. 

Un torneo que ha congregado a decenas de curiosos que aprovechaban la espectacular jornada vivida en la Costa Tropical para preguntar de tanto en tanto: “¿Cómo van los buzos?, ¿ha ganado ya alguien o se han quedado sin oxígeno?”. 

Y es que la expectación era mucha desde primera hora de la mañana que hacía que algunos veraneantes de la zona se acercasen hasta la carpa habilitada para ver en persona esta singular competición. 

Un Campeonato de Europa que repitió a los participantes del último año: Jorge Fernández Montoro, que ha llegado a ser Campeón de España por equipos en segunda división y que resulta incombustible ya que ha participado en todas las ediciones celebradas; y el almeriense, Savins Puertas Martín, considerado uno de los mejores jugadores de Andalucía en la actualidad y campeón absoluto de Almería del presente año, título que ha logrado en cinco ocasiones.

Puertas se preparó este año a conciencia con la Escuela de Buceo Dardanus de Calahonda para que las trabas que pudieran aparecer durante la competición por parte del elemento líquido fueran las menos posibles, lo que le ha servido para tener una mayor concentración durante el juego y quitarle el título de Campeón de Europa de Ajedrez Submarino a su rival, Jorge Fernández Montoro. 

La iniciativa de organizar este torneo  surgió hace 7 años en una final del Trofeo Camping  Don Cactus, que se celebra con motivo de las Fiestas Patronales de Carchuna, la última ronda se celebraba dentro del jacuzzi de la piscina del camping, con la mesa de ajedrez a ras del agua, de ahí nació la idea, explicó a Granada Hoy Álvaro García, gerente del camping Don Cactus

“Estuvimos un par de años haciendo pruebas con el Centro de Buceo Dardanus, adaptando los equipos  para ver qué podíamos hacer para usarlos sentados porque normalmente están diseñados para ir en horizontal. A las piezas de ajedrez les tuvimos que poner peanas de plomo, la mesa es de hierro y lleva unos refuerzos en las patas con unas pesas, igual que los asientos donde van los jugadores. A los participantes se les lastran los tobillos y las rodillas para que se dediquen a jugar y no tengan que pensar que están debajo del agua”, indicó García.

El torneo ha estado organizado por el camping Don Cactus de Carchuna, el Club Ajedrez Motril y la Escuela de Buceo Dardanus de Calahonda. El ganador  ha sido en esta ocasión y por primera vez el jugador de Vícar (Almería)  Savins Puertas Martín, que le ha quitado el título al hasta entonces invicto Jorge Fernández Montoro. 

“Ha sido complicado, la partida ha sido muy interesante porque mi rival se ha aprovechado de una debilidad y se ha llevado un peón, a partir de ahí ha aplicado una buena técnica hasta que ha conseguido derrotarme”, explicó Fernández Montoro

Por su parte, al actual Campeón de Europa de Ajedrez Submarino, Savins Puertas Martín, comentó que debido a que la partida se iba alargando, “es inevitable pensar si te vas a quedar sin aire, sobre todo al final, cuando tenía un peón más y pensé: a ver si ahora voy a perder la partida por falta de aire”. 

Pese a la dificultad que ha presentado la partida, esta ha resultado muy disputada y se ha decidido en el tramo final, teniendo una duración cercana a la hora precisando cerca de 60 jugadas (unos 120  movimientos entre ambos), que en algunos momentos se han complicado debido al arrastre que había en el fondo de la zona, que ha implicado que los jugadores tuvieran que ser sujetados por otros compañeros en algunas ocasiones.

La visibilidad ha sido buena y las aguas cristalinas de esta zona de la costa granadina lo que ha permitido que aficionados y curiosos, a estos dos deportes, ajedrez y submarinismo, pudieran seguir desde la superficie, con unas simples gafas de buceo, la evolución del juego.

Para poder participar en este trofeo los ajedrecistas han requerido de un entrenamiento previo como submarinistas, que ha estado supervisado en todo momento  por la Escuela de Buceo Dardanus, que ha permanecido durante todo el torneo apoyando a los jugadores, por si surgiera algún problema. 

Esta hazaña ha sido mucho más fácil que otros años, aclaró a Granada Hoy Juan Matas, director de la Escuela de Buceo, ya que “en los últimos años hemos tenido que formar en una sola mañana a un jugador de ajedrez para ser submarinista, pero este año el aspirante decidió hacer un curso de buceo y se ha certificado como buceador, lo que le ha podido ayudar para estar más concentrado debajo del agua”. 

La iniciativa, que ha llegado ya a su séptima edición, tendrá continuidad en el calendario deportivo nacional e incluso se baraja la posibilidad de abrirlo a más participantes según reseñó el gerente del camping.

El campeón de esta edición, Savins Puertas Martín, retará a otro jugador para el año que viene con la única condición de que éste previamente haya jugado el torneo Camping Don Cactus de ese año, y que establecerá como premio un curso de submarinismo para el ganador.

El Campeonato de Europa de Ajedrez Submarino que se desarrolla en Carchuna se ha convertido en uno de los grandes atractivos que ofrece la Costa Tropical y de los que más información se demanda desde distintos puntos del mundo, como queda demostrado en el hecho de que este año tenían intención de participar varios jugadores  de Tailandia y un americano. Además, en una ocasión fue un canario el que renunció a última hora a participar por falta de disponibilidad de fechas.

Una curiosa iniciativa promovida por el camping Don cactus que está dando mucho que hablar en todo el mundo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios