Provincia

Antonio Montalvo muestra su personal visión de la naturaleza

  • Condes de Gabia. El artista granadino presenta 'Bajo un sol de ceniza', que reúne 30 óleos sobre lienzo de distintos tamaños creando una curiosa atmósfera fuera del tiempo

Un momento durante la presentación de la exposición en los Condes de Gabia. Un momento durante la presentación de la exposición en los Condes de Gabia.

Un momento durante la presentación de la exposición en los Condes de Gabia.

El artista granadino Antonio Montalvo presenta la exposición Bajo un sol de ceniza, comisariada por María de Corral y Lorena Martínez de Corral, en la Sala Alta del Palacio de los Condes de Gabia. La muestra reúne una extensa selección de su obra reciente compuesta de treinta óleos sobre lienzo de distintos tamaños.

Desde el jueves y hasta el próximo 20 de enero de 2019 -de lunes a sábado de 11:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 horas; domingos y festivos: de 11:00 a 14:00 horas- podrá visitarse y observarse como conviven dos paisajes en el espacio blanco y diáfano de la Sala Alta, naturalezas muertas, bodegones con animales y seres humanos que podrían parecer inertes en escenarios teatralizados, envueltos en una atmósfera densa y opaca que cubre de polvo los objetos. Bajo un sol de ceniza, define muy claramente cómo las escenas que Montalvo representa no tienen una explicación lógica, sino que son expresiones subconscientes o imaginarias, como si desease crear una atmósfera fuera del tiempo y de lo cotidiano.

La diputada de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, destacó en la presentación que "pese a su juventud, Montalvo forma parte indiscutible de la plástica nacional, ha alcanzado repercusión internacional y en este espléndido momento creativo, nos muestra un mundo pictórico cargado de enigmas y vuelve con esta muestra a la sala donde expuso en 2010, dentro de la colectiva de arte andaluz "La imagen y el animal".

El propio autor señaló que "en el fondo de todo lo que hago puede estar la muerte, y la relación tan extraña que tiene con la belleza; la sensación de haber caído desde cierto estado de gracia, tan presente en el relato religioso y mitológico, y esa insaciable necesidad de consuelo del ser humano". Montalvo considera también muy importante en la definición de su lenguaje "haber sido hijo de pintores aficionados y haber empezado a pintar muy joven con los materiales sobrantes, porque para mí pintar era como un juego".

Las comisarias de la exposición, María del Corral y Lorena Martínez del Corral, han basado su selección en una representación de los últimos diez años del trabajo de Montalvo, que es "un artista con un mundo muy particular y un gran conocedor de la Historia del Arte, de la cultura y de la técnica pictórica".

Del Corral afirmó que "las obras de Antonio Montalvo pueden resultar extrañas para el espectador, pero también sugerentes, porque siempre hay un relato detrás que ayuda a situarse y crear la atmósfera".

Entre la belleza, la decadencia y el dolor, el joven artista granadino busca en sus obras nuevas lecturas de su entorno, fragmentando y reconstruyendo la realidad. Lo que le interesa es retratar un testimonio, una emoción, una expresión que carece de nombre, pero que sugiere una historia triste y enigmática para el espectador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios