Provincia

El Ayuntamiento advierte que está a punto del colapso por la crisis

  • La falta de ingresos pone en peligro la continuidad de las obras y las concesiones de servicios a empresas privadas · El Consistorio paga 8.000 euros diarios en préstamos

Sin ingresos y con una deuda de 3,6 millones de euros a las entidades bancarias, el Ayuntamiento de Loja está "a punto del colapso", según dijo ayer el concejal de Servicios Municipales, Antonio Ramón Molina. Ni la reciente subida de impuestos (del 3,5%) ni la presión sobre las administraciones deudoras, principalmente la Junta de Andalucía, van a frenar el aumento del déficit, así que este organismo ha decidido hacer una reestructuración del personal y los servicios que ofrece.

"No queremos prescindir de los trabajadores que tenemos [unos 200], pero debemos adecuarlos a las necesidades actuales", advirtió el portavoz de Convocatoria por Loja, formación que gobierna en coalición con el PP. Con esta medida el Consistorio va a tratar de asumir el mayor número de servicios públicos y evitar el gasto que generan los contratos privados. "Vamos a revisar las concesiones que tenemos con las empresas y tratar de que nuestros empleados realicen esos trabajos", detalló Molina.

Un ejemplo de ello está llevándose a cabo con el Plan de Fomento del Empleo Agrario, el único programa que genera empleo hoy en día en la localidad, ya que el Ayuntamiento ha prescindido de toda la maquinaria exterior; o Gemalsa, cuyas obras estás siendo asumidas por los trabajadores.

A pesar de que la nueva corporación municipal fue la encargada de elaborar el Presupuesto de 2012 , la falta de licencia de obras y el impago de la Administración autonómica está dificultando el cumplimiento de esta previsión. "Tenemos que dar un vuelco a esta situación", añade Molina. La deuda de Loja con los bancos es de las más altas de la provincia, hasta 900 euros por habitante, lo que obliga a afrontar pagos de hasta 8.000 euros diarios.

Según la concejala de Desarrollo, Hilaria Muñoz, ahora mismo la prioridad del Consistorio es cumplir con los préstamos y pagar las nóminas, pero también están obligados a cumplir con servicios esenciales y muchos de ellos están cofinanciados con la Junta.

"No nos llega el dinero ni para pagar las nóminas de los trabajadores, todavía no han pagado el 25% de los servicios de orientación de empleo de 2011 y el 75% de los de 2012", dijo Muñoz.

Los responsables municipales hicieron también un llamamiento a los ciudadanos para que asuman sus responsabilidades y abonen los impuestos, con el compromiso de reclamar los impagos de los últimos cuatro años.

Uno de los mayores riesgos está en las obras contratadas por el anterior Gobierno socialista, pues "excepto la del Centro Cívico, que está prácticamente acabada, las demás podrían paralizarse si la Junta no aporta la financiación que le corresponde", dijo Molina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios