Provincia

Comienza la guerra de las sombrillas

  • La Costa Tropical asiste al primer fin de semana de la segunda fase de la Operación Salida

Imagen de la playa de Torrenueva durante la mañana. Imagen de  la  playa de  Torrenueva durante la  mañana.

Imagen de la playa de Torrenueva durante la mañana. / A. Feixas

Comentarios 1

Los amantes de Torrenueva, esos que jamás dudarán un instante entre acudir a su playa de cabecera aunque se les ofrezca cambiar el plan por una playa gaditana, sabrán lo que significa la guerra de las sombrillas. Y con la segunda fase de la Operación Salida en su día fuerte, ayer sábado, la arena del pueblo costero ya estaba llena, lo que anticipaba la estampa clásica de su playa en el pujante agosto.

Con un tiempo que anima a acudir tan cerca del mar como sea posible, tanto los que ya disfrutan de las vacaciones como los que solo cuentan aún con el fin de semana libre, se dejaron notar por toda la Costa granadina. La afluencia de visitantes en municipios como Torrenueva, Calahonda, Motril o Salobreña no solo animan las playas, también sirven de revulsivo a la economía local que respira a pleno rendimiento en los meses de verano, y este con índices que superan su propia memoria.

La Costa Tropical puede vivir este 2018 como un nuevo año récord para la Costa Tropical, de cumplirse las previsiones que tienen los profesionales del sector.

Esta predicción nace tras la observación de los meses de verano tras un 2017 en el que los establecimientos hoteleros registraron la mejor cifra histórica, al alcanzar, por primera vez, 335.000 viajeros alojados y 1,28 millones de pernoctaciones, con subidas de un 9,7% en los viajeros (más de un 25% de ellos internacionales) y un 10,4 % en las estancias registradas. Estas cifras suponen en ambos casos, cinco veces más que la media andaluza.

Al observar las calles de municipios como los mencionados estas cifras cobran vida por sí solas. Supermercados, cafeterías, heladerías, tiendas dedicadas a vender enseres de playa, hoteles, hostales y por supuesto restaurantes y chiringuitos son enjambres de visitantes. Aunque la Costa Tropical no ofrece solo 'sol y playa', la zona está experimentando un auge al contar con un gran potencial para disfrutar de deportes acuáticos, así como de recursos naturales, culturales o gastronómicos.

Sea por una razón u otra, este fin de semana fue el adelanto de lo que queda de verano, lo que se reflejó en playas como la mencionada Torrenueva, en la que ayer se repitió una escena recurrente, la lucha por hincar la sombrilla a escasos metros de la orilla. Porque precisamente la orografía tan peculiar de la que goza la zona es la que fomenta la competición: un espacio escaso entre el paseo marítimo y el mar.

Normalmente la jornada comienza a las primeras horas, cuando cada familia señala al elegido que hará de avanzadilla, una suerte moderna de Fidípides que, mientras el resto termina de prepararse guarda su lugar en la arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios