Alimentación

Facua denuncia el falso etiquetado de unos jamones de la Alpujarra

  • La organización de consumidores cree que los ibéricos de la distribuidora Comapa provienen de Polonia y no de la comarca granadina

Imagen de archivo de un jamón ibérico Imagen de archivo de un jamón ibérico

Imagen de archivo de un jamón ibérico / G. H.

La organización de consumidores Facua ha denunciado ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid a la distribuidora Comapa, proveedora del supermercado Carrefour, por vender jamones procedentes de Polonia como si fueran producidos y curados en Granada, extremo el de la curación que la empresa niega.

Facua explicó a través de un comunicado que en la etiqueta de estos jamones polacos se indica literalmente "Jamones Sierra Alpujarra. Granada. Jamón curado".

En este sentido, la Asociación de Productores de La Alpujarra también denuncia que los jamones comercializados bajo esta marca provienen de cerdos criados en Polonia, cuya carne ha sido curada y envasada en otras provincias españolas, como Segovia, pero no en la Alpujarra granadina.

Por su parte, el grupo Comapa 2001 desmiente en un comunicado que el jamón "Sierra Alpujarra" haya sido curado y envasado fuera de la provincia, ya que ese proceso se ha llevado a cabo, según mantiene, en secaderos de Atarfe, Otura, Trevélez y Busquístar.

La empresa se ha defendido mediante un comunicado negando los hechos

Sobre el origen de los jamones comercializados, la empresa sólo remarca que "Polonia es un país de la Unión Europea", como también "lo son" las provincias productoras de cerdo de España, que "se encuentran amparados por la misma legislación" y requisitos.

Para Facua, el etiquetado de estos productos puede provocar que el consumidor los adquiera bajo la creencia errónea de que el origen del jamón y su curación se encuentran en la Alpujarra granadina, cuando consideran que no es así.

La organización también recuerda que el reglamento de la Unión Europea dice que "la indicación del país de origen o el lugar de procedencia será obligatoria cuando su omisión pudiera inducir a error al consumidor en cuanto al país de origen o el lugar de procedencia real del alimento".

En enero de 2018, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) confirmó una investigación abierta a productos ibéricos, dentro de la cual se investigaron jamones ibéricos de bellota de Comapa, que entonces defendió que sus productos cumplían todas las normativas y que su precio, inferior a la media, estaba justificado

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios