Alhama de Granada

Igualdad carnavalesca

  • Hombres y mujeres se intercambian los ‘papeles’ en el carnaval rural más antiguo de Andalucía

  • Su origen se entronca con las fiestas paganas griegas y romanas

Alhama de Granada celebra hoy el día grande de su carnaval. Alhama de Granada celebra hoy el día grande de su carnaval.

Alhama de Granada celebra hoy el día grande de su carnaval. / Miguel Ángel Molina

Comentarios 1

Alhama de Granada celebró hoy el día grande de su carnaval, declarado Fiesta de Interés Turístico andaluz, con las singulares máscaras de trapo usadas por sus vecinos y el peculiar intercambio de papeles entre ellos: los hombres se visten de mujer y las mujeres de hombres.

Las cuatro calles de Alhama de Granada que conducen a la plaza del pueblo lucieron desde el mediodía como un hervidero en el que convivieron murgas, comparsas, disfraces imposibles, máscaras y mascarones.

Este municipio de unos 4.000 empadronados duplica su población en días como hoy y une a foráneos y vecinos, el motor que hace funcionar al considerado como el carnaval rural más antiguo de Andalucía.

El municipio, de 4.000 vecinos, duplica su población en días como hoy

Este invierno disfrazado de primavera incrementó la afluencia de visitantes, según el concejal de Turismo, Ángel Muñoz, que recordó que Alhama de Granada celebra hoy domingo uno de sus principales atractivos turísticos, una mezcla de pasacalles y tradición que sirve de gancho para futuras visitas.

Se trata de una celebración de origen pagano entroncada con fiestas griegas y romanas, que mezcla murgas y comparsas con sus máscaras de trapo, una tradición por la que vecinos y visitantes se cubren los rostros con telas con orificios para ver y respirar.

En esta semana dedicada a reivindicar la igualdad, el carnaval de Alhama reedita un tradicional intercambio de papeles por el que los hombres, a los que denominan ‘mascarones’, se visten de mujer y las mujeres, de hombres.

Muñoz recalcó que este carnaval ha sabido mantener su idiosincrasia para ser una cita participativa y abierta a todos sin perder el arraigo y defiende sus raíces centenarias mientras una “mama Chicho, una ‘pedrocher’” que en realidad es un hombre subido en zapatos de tacón que le regalan una altura de más de dos metros le hace gestos sin soltar palabra.

Las calles de Alhama se llenaron también de artilugios, una especie de vehículos tuneados para que acompañen al tipo del disfraz de cada grupo y que permitieron ver una caja de cervezas de tres por cuatro metros llena de botellines parlantes o a un caudillo buscando un rincón para el descanso eterno.

La fiesta, que incluye un repaso irónico y satírico a los acontecimientos más notorios en la localidad durante el año, fue declarada de Interés Turístico de Andalucía en 2009 y busca ahora un reconocimiento nacional.

“Nuestro carnaval cumple todos los requisitos, ha sido muy bien acogido en Andalucía con visitas de todas las provincias y tenemos el apoyo del Gobierno regional, por lo que ahora solo falta el impacto en medios nacionales para dar un paso más”, explicó el concejal de Turismo.

El actual carnaval de Alhama bebe de aquellos años en los que los lugareños se tapaban la cara mientras lanzaban críticas a todo el que se cruza por su camino, una forma con la que desafiaban a la autoridad, especialmente cuando eran perseguidos por la Guardia Civil durante el franquismo.

Hunde sus raíces en aquella época en que se revelaba contra la verdad oficial de una dictadura y suma a aquella esencia el color y un programa cultural y de ocio para crear un disfraz que es todo un atractivo turístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios