Provincia

La Junta ordena el confinamiento perimetral a todos los pueblos de la provincia de Granada

  • Más de 900.000 granadinos no podrán salir de sus municipios, como mínimo hasta el 9 de noviembre, por una medida que entra en vigor esta noche

La Junta confina perimetralmente a todos los pueblos de la provincia de Granada. La Junta confina perimetralmente a todos los pueblos de la provincia de Granada.

La Junta confina perimetralmente a todos los pueblos de la provincia de Granada. / Jesús Jiménez / Photographerssports

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado que el cierre perimetral que vive Granada y una treintena de pueblos del Área Metropolitana se extiende desde la medianoche del jueves al viernes a las 174 localidades de la provincia de Granada. Es decir, no estará permitido moverse de una localidad a otra durante este tiempo excepto causas justificadas. Es decir, más de 900.000 granadinos estarán confinados desde el jueves.

El Gobierno andaluz cierra las provincias de Granada, Jaén y Sevilla y cada uno de sus municipios, a consecuencia de la extensión de la pandemia de Covid. Ambas se unen, así, a Granada y su área, que ya estaban perimetrada. Andalucía, como región, queda cerrada, de modo que no se podrá salir ni entrar en la comunidad si no es por determinadas causas. 

No obstante, se permitirá la movilidad de las personas cuando asistan a centros, servicios y establecimientos sanitarios; tengan que dar cumplimiento de obligaciones laborales; cuando tengan que prestar asistencia o cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; así como para la ida o regreso de cualquier estación de transporte. Igualmente, está permitida la movilidad por causa de fuerza mayor o situación de necesidad, o para cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente justificada y acreditada.

"En pocos días superaremos el récord de contagios de la primera ola", ha avanzado el presidente andaluz, que ha añadido que las decisiones, tras escuchar a los expertos, se toman con "rigor y equilibrio", ya que la pandemia "empieza a mostrar su peor cara" y "están por venir días y semanas difíciles", ha señalado Moreno.

No obstante, ha resaltado que la situación de Andalucía no es "tan extrema" como la de otras comunidades, pero es "muy seria".

Así, ha recordado que desde el inicio de la pandemia 119.701 andaluces han sido diagnosticados de coronavirus y 2.402 han fallecido, mientras que en las últimas veinticuatro horas se han registrado 2.089 contagios y 32 fallecidos.

La incidencia acumulada en los últimos catorce días es de 396 casos por cada 100.000 habitantes, aunque Andalucía sigue estando por debajo de la media de España (452 casos), ha destacado.

En su intervención ha actualizado los datos de pacientes ingresados este miércoles en los hospitales, que ascienden a 2.312, (293 en la UCI), y ha incidido en que es "exactamente" la misma cifra que el pasado 4 de abril, durante la primera ola de la pandemia, pero en aquel momento la curva de contagios ya empezaba a bajar, mientras a día de hoy "no ha tocado techo y nadie sabe cuando comenzará a descender".

Y ha dicho además que es "más que probable" que en pocas días se supere en pocos días el récord de hospitalizados de la primera ola, por lo que la "obligación" del Gobierno andaluz es "tomar decisiones y hacerlo con prontitud, pero con rigor, primando siempre el criterio técnico y científico al político".

Ha querido dejar claro que como presidente de la Junta su obligación es proteger la vida de las personas y, en la medida de las posibilidades, proteger también la economía y el "sustento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios